PENSIONISTAS EN LUCHA

pensiones1Tenemos que pasar de las palabras a los hechos. Los pensionistas no solo debemos protestar, sino que tenemos que manifestarnos para defender nuestros derechos. Somos alrededor de 10 millones de pensionistas, lo que equivale a 10 millones de votos lo que hace que tengamos un gran poder en nuestras manos a la hora de decidir quienes nos gobiernen, evitando a toda costa a aquellos que han impuesto los recortes a los más desfavorecidos como principal herramienta de recuperación económica. No es de recibo medidas como las impuestas por el Partido Popular, con el apoyo o connivencia de Ciudadanos o Psoe, donde se sube un mísero 0,25% las pensiones frente a una continua subida del IPC del 1,30% al 2% anual. Y nombro a los otros partidos mayoritarios y con políticas de derechas, porque es ahora, cuando los pensionistas han comenzado a ocupar la calle, cuando comienzan a manifestar que hay que tomar otras medidas y mejorar las pagas. Como las están viendo venir, ahora es el momento de sacar tajada y rédito electoral. Saben ellos que el problema viene de viejo y a pesar de gobernar un PP en minoría, le han permitido que continúen con esta sangría a nuestros mayores.

Pero ya estamos aquí, los que en su momento luchamos en las calles por conseguir un estado del bienestar sin agobios y con visos de futuro, los que ahora tenemos 60, 70 u 80 años volvemos a las calles a reclamar lo que es nuestro ante el esperpento político que nos ha tocado vivir.

 

pensionesSi en su momento nos organizábamos en el entorno del mundo sindical, antimilitaristas, feministas, independentistas, ecologistas,  y conseguimos muchas de las conquistas, todas ellas, a día de hoy  perdidas. Y se han perdido después de algunas muertes, como, Javier Fernández Quesada, un joven grancanario, estudiante en la ULL, que con tan solo 22 años murió de un tiro de la policía fascista. Belén María, una niña del barrio obrero del Lomo Blanco, de tan sólo 16 años, fue arrollada y asesinada por un coche conducido por un esquirol, cuando ella estaba apoyando la huelga de los estibadores. En estas luchas fueron muchas las personas presas, mucha la violencia esgrimida por el estado en contra de muchos ciudadanos pacífico.

En este momento tocar sacar músculo y decir a la clase política que hasta aquí hemos llegado, pero no es una tarea de quienes nos vemos afectado por el callejón sin salida al que han llevado las pensiones. No, la lucha por la mejora de las pensiones es una lucha de todos. No es una cuestión de quienes ahora las cobran. Tarde o temprano todos llegaremos a esa situación y si no defendemos su mantenimiento y sostenimiento nos hacemos un mal a nosotros mismos.  Tarde o temprano nos afectará.  Hagamos presión social para que estos políticos de usura con el pueblo sepan quviñeta pensionese no pueden hacer lo que les da la gana con el medio de vida de los pensionistas tras muchos años de cotizaciones. Que sepan que con el dinero de los demás no se juega.

Por ello creo que este 17 de marzo debemos estar todos en la calle, que todos debemos acudir a las 11 de la mañana al Parque de San Telmo para decir a los políticos “HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO”. Que entre todos tienen que viabilizar un plan de futuro que garantice las pensiones y que estas mantengan su valor en función de la subida del IPC, no en base de términos de sostenibilidad, del déficit o de la falta de reservas, etc.

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.