1917-2017 Centenario de la Iglesia de San Juan Bautista en Tenteniguada

Tenteniguada Ermita de San Juan Bautista antaño 1

FRANCISCO JOSÉ CABRERA DOMÍNGUEZ

Como bien define el escueto título, el presente año de 2017 representa el Centenario de la construcción e inauguración del templo Iglesia de San Juan Bautista en Tenteniguada, acaecido hacia 1917, aunque no se trató de la primera Ermita que en Tenteniguada hubiese con anterioridad. Merced a publicaciones realizadas por investigadores como Manuel Lobo Cabrera, Jacinto Suárez Martel, Edilia Pérez Peñate, Teresa Cabrera Ortega (Cronista Oficial de Valsequillo de Gran Canaria), Teresa Del Rosario León, Jesús Emiliano Rodríguez Calleja entre otros se han podido conocer apuntes historiográficos de dicho proceso.

Tenteniguada es una zona y una localidad casi cumbrera con topónimo de filiación canaria prehispánica amazigh o líbico bereber (Tenten waddad, significa “retumbar desde lo bajo, riscos piedras y agua” ) citada y objeto de repartos desde la conquista castellana de Gran Canaria, incluso se alude a los nativos Niguada y Teniguado , este último bautizado como Juan de Teniguado entre otros, y entre beneficiados de dichos repartos, apellidos como Tello, Xara, Casares, García del Castillo, Carrión, entre otros. Tenteniguada presentó durante los siglos XVII, XVIII y XIX los índices de población más elevados en cuanto a las poblaciones que actualmente conforman el municipio de Valsequillo de Gran Canaria, seguidos por Los Llanetes, Valsequillo Casco, San Roque, El Helechal, Las Vegas, Era de Mota. Por aquellos años aún inserto en el de Telde.

Tenteniguada Ermita de San Juan Bautista 1De este modo, y teniendo en cuenta de que Las Casillas figura en dichos censos poblacionales parroquiales de San Juan Bautista de Telde como pago diferente al de Tenteniguada, hay que reseñar que las poblaciones con mayor número de origen de bautizados entre 1641 y 1700 es Tenteniguada con 119 bautizos, y entre 1701 y 1775 continúa su liderazgo con 512 bautizos; en 1772 Tenteniguada ofrece el mayor número de población con 192 habitantes, seguido de Las Casillas con 62; en 1791 sigue el mismo orden, Tenteniguada con 267 habitantes seguido por Las Casillas con 59, situación que continúa en 1800, año de la segregación parroquial valsequillera de San Miguel Arcángel respecto a la de San Juan Bautista de Telde: En 1800, Tenteniguada era la zona más poblada con 295 habitantes, seguida de Las Casillas con 74 habitantes.

Esta importancia numérica poblacional sustenta la existencia durante el siglo XIX, y posiblemente erigida desde el siglo XVIII, de una ermita anterior en Tenteniguada, que aparece citada como Ermita de San José en el Diccionario Geográfico e Histórico de España elaborado por encargo gubernamental por Pascual Madoz entre 1845 y 1850 (“… al N. del pueblo de Valsequillo se encuentra una ermita nombrada de San José, en el pago de Tenteniguada; habiendo otra en el valle denominado de Casares llamada San Roque, de patronato particular, servida por un capellán, pagado por los vecinos y un ermitaño o santero por devoción…”). Así mismo, Jacinto Suárez Martel el recordado Cronista Oficial de Valsequillo, en sus publicaciones cita para Tenteniguada sobre 1895 aún dicha Ermita de San José, con la posibilidad de que se ubicara en la zona de Juan Tello.

Sea como fuere, de dicha Ermita de San José y su consiguiente advocación a San José en Tenteniguada se pierden noticias durante el siglo XX, pudo haber sido derribada o desacralizada para dar otro uso al inmueble al localizarse seguramente en propiedad particular, y esto hizo que en las primeras décadas del siglo XX se reclamase por parte de la población teniguadense un templo para oficiar misas dada la dificultad de acceso a Valsequillo en condiciones climáticas adversas. En un tiempo en que la Diócesis de Canarias, bajo los mandatos de los Obispos Alfonso Pérez Muñoz (1909-1912), y Ángel Marquina Corrales (1912-1921), se dedicó a crear Ermitas de nueva planta y Escuelas en los pagos rurales próximos a la cumbre grancanaria, se construyeron en los Altos de Telde por esos años las ermitas de Ntra. Sra. de Las Nieves en Lomo Magullo, de San José en La Breña y de San Francisco de Asís en Cazadores, Iglesia del Sagrado Corazón en Los Arbejales, Teror y Ermita de Ntra. Sra. de Los Dolores en Cercados de Espino, Tirajana, en Ariñez, en Utiaca, en Valsendero…Tenteniguada se vio favorecida por dicha tendencia diocesana, aunque en esta ocasión bajo otra advocación, la actual, la de San Juan Bautista.

De este modo, el matrimonio formado por Antonia Llarena Bravo de Laguna y el capitán de infantería José María Del Campo Tabernilla precisamente propietarios en 1916 de la Finca de Juan Tello, impulsaron la construcción del nuevo templo en honor a San Juan Bautista, acordaron mediante Juntas con los vecinos de Tenteniguada, además de su propia aportación económica, el modo de recaudar fondos con el Obispado para poderse llevar a cabo, siendo autorizada por el Obispo Marquina el 31 de julio de 1916, para construirse en un terreno de la zona central del pueblo, conocido como Lomitos de La Cruz, que se adquirió por 375 pesetas a María Álvarez Suárez, conocida como María De Ramos, quien emigraría a Argentina con posterioridad.Tenteniguada Imagen de San Juan El Chico

El 18 de agosto de 1916 comenzó la cimentación del templo por parte de Pedro Suárez López, colocándose la primera piedra el 4 de octubre del mismo año, siendo el maestro mampostero Juan Sánchez Báez, natural de El Colmenar de Arriba, encargado de la obra y teniendo como ayudante a Miguel Monzón Suárez, natural de Tenteniguada. En diciembre de 1916, se habían culminado las paredes, procediendo a colocar la puerta y la techumbre, lo que hizo que en esa navidad se reuniese todo el pueblo alrededor de la obra, la cual no se concluyó hasta mediados del año siguiente, siendo bendecida por el Obispo Marquina el 23 de junio de 1917, celebrándose fiesta, víspera de San Juan Bautista, advocación del nuevo templo, quizás por honor a la parroquia matriz teldense a la que hasta 1800 había pertenecido todo el actual municipio valsequillero. El Párroco de Valsequillo en dicho año era Francisco Gil Navarro.

La iglesia, a tenor de las imágenes, quedó a la imagen de una sencilla ermita, de trazas propias de la arquitectura religiosa tradicional popular canaria, que destacaba en su fachada principal por su sencilla portada enmarcada en arco apuntado, influencia del estilo neogótico propio de inicios del siglo XX, semejante al de la Iglesia del Sagrado Corazón o del Claret en Arenales, Las Palmas de Gran Canaria, construida años antes bajo proyecto de Laureano Arroyo; así como los remates escalonados de los laterales de dicho frontón que culminaban en el campanario espadaña central de doble espacio , sobre un rosetón circular. Esos remates escalonados se ven en obras del Modernismo catalán de esos años, e incluso aún lo mantiene la Ermita de Ntra. Sra. de Los Dolores en Cercados de Espino. Respecto a la techumbre, cubierta inclinada de tejas a dos aguas al exterior con armazón de madera al interior, siguiendo lo tradicional.

De imágenes a reseñar por su valor histórico artístico, destaca la denominada de forma popular como de San Juan “El Chico”, así conocido por representar al Santo en su edad infantil, y a su reducido tamaño, de 53 centímetros. Esta imagen se encuentra catalogada como talla propia de la Escuela Castellana del siglo XVI. También destaca la imagen de San Juan “El Grande”, traída desde Buenos Aires, Argentina, y donada por Juan Alemán Peñate, emigrante local a América.

La vida continua, y desde finales de la década de los 30 e inicios de los 40 del siglo XX, bajo mandato del Obispo Antonio Pildain Zapiain (1936-1966), se impulsan la creación de nuevas parroqTenteniguada Imagen de San Juan Bautistauias en Gran Canaria en las poblaciones que contaban con templos pero que administrativamente dependían de otras parroquias, tal fue el caso de la Iglesia de San Juan Bautista en Tenteniguada, que fue creada como Parroquia el 19 de marzo de 1943 (curiosamente, el Día de San José), junto a otras treinta nuevas parroquias, como la de Lomo Magullo, Lomo Apolinario, Melenara, del Cristo en Guanarteme entre otras, comenzándose la Casa Parroquial tres años más tarde, en 1946.

En los años 50 del siglo XX, con Teodoro Rodríguez Rodríguez como Párroco, se amplió el templo, con la construcción de una nave nueva de presbiterio, de nueva sacristía, reforma de fachada hacia el actual estilo sencillo Neocanario (las puertas principales llevan talladas un arco apuntado recuerdo del antiguo frontis neogótico), concluyó la Casa Parroquial, e impulsó la construcción del Cementerio de Tenteniguada, de titularidad parroquial. Con José Luis Bolaños como Párroco, se concluyeron la Plaza y obras iniciadas por Teodoro Rodríguez. La iglesia actual, aunque de historia reciente, refleja en su estructura las formas de las ermitas tradicionales aunque se nota la ampliación de mediados del siglo XX ya aludidas, pues exteriormente se aprecia mediante la diferencia de altura de volúmenes la parte más antigua del templo, actual trasera, correspondiente a la inauguración de 1917 y que este año se cumple su Centenario, con la parte añadida con posterioridad; la conjunción de ambas piezas en un solo templo con el escenario natural de Los Roques Grande y Chico confiere a Tenteniguada y al resto del municipio de Valsequillo uno de los paisajes más bellos de Gran Canaria.

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.