Los Tilos de Moya – Casco histórico de Moya

Esta Reserva Natural está ubicada en el interior del Parque Rural de Doramas. Presenta un relieve más o menos abrupto muy encajado en el terreno al tratarse de un barranco típico en “V”, lo que indica su juventud, según términos geológicos. La influencia del “mar de nubes” genera un importante caudal de agua que circula por este estrecho tramo encajonado y donde se localiza uno de los últimos reductos de Laurisilva de Gran Canaria. (Jardín Botánico Canario «Viera y Clavijo»)

M

Nuestra ruta comienza donde prácticamente se unen los Barrancos de Los Propios el del Laurel y el de Moya, los dos primeros tributarios de este último.

M1

Comenzamos en el Centro de interpretación de Los Tilos siguiendo el sendero marcado y que discurre, subiendo, por El Barranco del Laurel a orillas de la GC-704 (476 m de altitud).

M2

Este tramo consta de 1.800 m de longitud, casi circular, donde encontramos gran parte de las especies arbóreas de la familia de las lauráceas, que junto al Fayal-Brezal compone el denominado Monteverde. La subida es progresiva hasta que cruzamos la carretera (871 m. de longitud y 534 m de altitud).

M4

M5

M7

M8

Pasamos a la vertiente sur del barranco y tras un breve ascenso y desde una posición más elevada retornamos al inicio. Llegados al cruce de caminos (1. 940 m de longitud y 534 m de altitud) tomamos, subiendo, la ruta que nos lleva a San Fernando.

M10

M11

M12

M13

M14

M16

Volvemos a encontrarnos con otro cruce de caminos optando por el de la izquierda dejando para otro momento el que nos llevaría para San Fernando, esta vez vamos para El Casco de Moya (4.700 m de longitud y 472 m de altitud) donde concluye la primera parte del recorrido diseñado, pero antes reponemos fuerzas con un tentempié en un bosquete de eucaliptos que nos da buena sombra. Queda la ruta urbana por el Casco Histórico de Moya.

M17

M18

M19

CASCO HISTÓRICO VILLA DE MOYA

La génesis castellana de la configuración y poblamiento de la Villa de Moya se origina en el asentamiento, tras la culminación de la Conquista de Gran Canaria en 1483, de varias familias de agricultores en pleno corazón del antiguo bosque de laurisilva conocido como Selva de Doramas, la cual comenzó a disminuir su superficie para roturar tierras desde inicios del siglo XVI, tras el reparto de las mismas por dichos años. No está claro el origen del topónimo “Moya”, algunas fuentes alegan una posible filiación prehispánica amazigh, aunque se está más por la filiación hispana, pues en la Península Ibérica Moya es un apellido consolidado desde antiguo, pensándose que podría tratarse del apellido de uno de esos colonos (aunque de momento, no figura en documentos escritos.

M21

Estos agricultores construyeron la primera Ermita de Ntra. Sra. De La Candelaria, modesto templo que consiguió el rango de Parroquia el 18 de abril de 1515 por el Obispo Vázquez de Arce, celebrándose en 1915 el 500 Aniversario de su Fundación. Por aquella época, el tratarse de parroquia autónoma dispensaba casi automáticamente de poder contar con ayuntamiento y figura de alcalde propio, que no sería nombrado hasta finales del siglo XVI, contando desde 1776 con dos diputados del común, un síndico personero y un fiel de fechos. En torno a la Ermita surgió y se desarrolló el Casco de Moya.

Iglesia de Ntra. Sra. De la Candelaria.-

La primitiva ermita homónima, construida en 1515, de reducido tamaño, nave de una planta, realizada en piedra y barro con techo a dos aguas, una pequeña campana alojada en una humilde espadaña, fue reemplazada en 1763 por otra Ermita que seguía los parámetros de la arquitectura tradicional canaria de origen mudéjar, al igual que la anterior. Tras sucesivas reformas, en 1947 en tiempos del párroco Nicolás Rodríguez, se decidió derribar para construirse la actual Iglesia, proyectada por Fernando Delgado, en un estilo totalmente ecléctico de corte historicista. La iglesia se inauguró en 1957, con un coste total de 3,8 millones de pesetas, de las cuales 856.000 puso el Ayuntamiento, 516.000 el Cabildo, 400.000 el Estado, y 577.000 entre feligreses locales, tanto los que vivían en la villa como los emigrantes en América, que donaron para las vidrieras y el imponente luminario central.

M24

M25

La Iglesia de Ntra. Sra. De La Candelaria tiene elementos del Neo-Románico en su ábside, del Neo-Gótico en el rosetón, del Neo-Canario con las cubiertas en teja y del Neo-Mudéjar o Morisco con las torres en minarete. Presenta tres naves en su interior.

Del templo antiguo, quedan en la Iglesia actual las Imágenes, destacando la patrona, la Virgen de Ntra. Sra. De La Candelaria, de autor desconocido, realizada en el siglo XV y que denota rasgos de la escuela Sevillana del siglo XVI; uno de los copatrones, la imagen de San Judas Tadeo, realizada en 1803 por José Luján Pérez, quien también restauró las Imágenes del siglo XV de San José y de Ntra. Sra. De Guadalupe. El otro copatrón es San Antonio, del que celebran fiestas en verano.

M20

M22

M23

Casa Natal y Museo del Poeta Tomás Morales.-

Realizado en estilo neoclásico en fachada a mediados del siglo XIX, originalmente no tenían el balcón en su frontis, este fue añadido a mediados del siglo XX cuando el inmueble se convirtió en Museo, el cual conserva recuerdos, muebles y documentos del poeta modernista, así como una biblioteca temática. Sirvió de residencia del médico del pueblo, reflejando la arquitectura de la oligarquía local, con dos plantas, decoración suntuosa en su interior y patio trasero, donde se ubica una escultura estela funeraria del poeta realizada por Victorio Macho, y en la plaza de entrada una escultura realizada por Luis Arencibia.

M26

M27

M28

M29

-Casa Heredad de aguas de Moya.-

Inmueble de estilo neoclásico realizado a fines del siglo XIX, que sirve de sede de la Heredad de Aguas local, sociedad privada que gestiona los recursos hidráulicos de sus socios y de su espacio. En lo alto del edificio se sitúa un reloj que servía para marcar los tiempos de entrega del agua. Entre 1947 y 1957 sirvió como iglesia mientras se construía la actual, de ahí esa estructura de campanario que desentona y le confiere un aire ecléctico (mezcla de estilos) a la imponente fachada neoclásica columnada de cantería.

M30

-Molino de la Calle

Se trata de uno de los molinos de agua principales de Moya, siendo construido en el borde del Camino Real que conectaba la costa con la cumbre, muy próximo a la antigua Ermita. Presenta aún sus doce tomas de agua de la Cantonera que servían para repartir y contar el trasiego de agua, así como se mantiene la estructura de la Casa de Molienda y el Cubo. El techo acristalado facilita una visión de conjunto.

M31

Francisco José Cabrera Domínguez (Profesor Universidad Popular. Licenciado en Historia del Arte)

Este día estamos de suerte, nos encontramos con uno de nuestros escultores más relevantes; Manolo González.

M36Nacido en Las Palmas de Gran Canaria (1965) se inicia en el mundo del arte de la mano de sus padrinos en este mundo, el fotógrafo Fachico Rojas y su mujer, Luisa Hernández. Inicia los estudios de Bellas Artes en la Universidad Central de Barcelona, abandonándolos pronto para dedicarse a la plástica de manera autodidacta tomando como referentes todos los grandes maestros de la escultura, desde el remoto autor de la Venus de Willendorf, pasando por los clásicos, hasta los maestros contemporáneos. MANOLOGONZALEZ.COM

 Algunas de sus obras:

M32

M33

M34

                    Damos por finalizado el recorrido de hoy con un almuerzo en el barrio de Trujillo de La Villa de Moya. Muy buenas sensaciones con la ruta por Los Tilos y el recorrido urbano, ¡una experiencia inolvidable!

M35{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.