ILUSIONES DE PAPEL

El papel aguantajuan todo lo que le echen y por muchas entrevistas a tres páginas en periódicos de pago, no se tiene más razón que otros sin soporte económico para salir en los medios con asiduidad.

Cuando el Sr Román Rodríguez publicita su partido electoralmente y casa a casa con el lema “Canarias eres tú”, suena más a canción de Mari Sánchez que a compromiso con nuestra tierra. En el momento en que un personaje como este, que lleva la intemerata en política, nos quiere vender su proyecto como algo novedoso, escondiendo tras la humareda la realidad de sus hechos, levanta muchas sospechas. Máxime cuando ha pasado por la mayoría de cargos públicos habidos y por haber desde 1993.Que además ha ido dando bandazos entre distintos partidos (Uni, Ican, Coalición Canaria, Nueva Canaria), con el claro fin de perpetuarse en política.

No sé si en su documentación identificativa refleja esa dedicación profesional, tal como hacía su compañero Francisco Aureliano, que recogía de “profesión: alcalde”. Esto muestra bien a las claras la prepotencia y el nivel de egolatría de esta gente.

En su carta de presentación electoral quiere engoar a la ciudadanía con una serie de aseveraciones que en nada se corresponden con las formas de gestión de su partido. Como primer indicador, plantear su propuesta como panacea, cuando tras casi tres décadas en cargos públicos ha destacado, precisamente, por su incapacidad para la gestión.

Todos los lodos que la sociedad canaria estamos sufriendo en la actualidad enraízan en gobiernos autonómicos, cabildicios o municipales que él y los de sus siglas han ido apoyando o consintiendo a lo largo de muchos años. Cuestionar el estado de la sanidad, aún siendo cierta su precariedad, sin sacar a relucir que mientras ostentó puestos de dirección o de presidente del gobierno poco hizo por mejorar la situación y que las privatizaciones de determinados servicios sanitarios generaron serias dudas, habla a las claras de la escasa transparencia de lo que dice.

Hablar de igualdad de oportunidades, de unos presupuestos que beneficien a todos, estaría bien cuando viniese de alguien que a lo largo de su carrera lo ha potenciado, pero cuando uno conoce que muchas de las actuaciones de él y sus compañeros siempre han ido orientadas a favorecer a ayuntamientos o proyectos propuestos por municipios controlados por su partido, generando un estado de abandono o dejadez en los que no son de su cuerda política, es más que lamentable.

Por otro lado, rechazar que con tal de conseguir cuotas de poder haya sido capaz de aliarse con otras fuerzas de dudosa reputación, incluso algunas de ellas con miembros imputados por diversos delitos.

Todo ello nos debe hacer reflexionar a la hora de la emisión del voto y pensar que nuestro referente no pueden ser aquellos que llevan anclados en la cosa pública toda la vida y que nos quieren vender gato por liebre, porque a veces la memoria tiene las patas muy cortas y nos olvidamos lo que en realidad son las personas que nos quieren representar. Nada nuevo en el horizonte y que son incapaces de permitir la renovación y dar un paso atrás para que ideas frescas regeneren el mundo de la política.

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.