EL GATO QUE ESTÁ TRISTE Y ASUSTADO MIRANDO AL VOLCÁN

Que tranquilo observa el espectáculo del fuego sabe que en su alma, ni una lágrima hay.

El gato que está en la oscuridad, con ese resplandor que vomita la tierra, su pelo asentado, su cuello dorado, ni un susto se ha dado, con tanto estampido.

El gato que está sobre la pared verde, sabe que a su casa no llega el volcán y mientras magulla, piensa  y pregunta de donde partió la hoguera, que irrumpió en su vida y que nadie le explica , si está bien o está mal.

El gato que está mirando a la montaña, sabe que un dragón terrible se lo quiere comer, monta guardia en la azotea, vigilando las bocas de fuego.

Los temblores del suelo, lo sacan de su casa, lo devuelven a la guardia, que es un sin vivir y quiere compartir sus miedos mininos, pero nadie quiere oír su maullar, están todos ocupados mirando al volcán.

El gato que está triste y asustado vigila al volcán…

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.