SANTOS DIFUNTOS

Santo cielo.. !! Cuando la muerte es muerte y yace en su descanso eterno. No hiere ningún sentimiento ese descanso.

Cuando la muerte yace y sobre ella la ceniza de otro acontecimiento, nos hiela la sangre el pensamiento. Negro sobre una tumba que errante en su despego de la vida, es un símbolo de un pasado.

Quién fuera vida hoy es ceniza muerta de una explosión convulsa que sarandea el presente y devuelve consciente un presagio sobre la muerte. Nunca una imagen perturba el pensamiento en su conjunto, pero esta expresión real de la muerte en cenizas sobre la muerte de un difunto, es un golpe fortuito al momento que la vida manifiesta,  en una macabra fiesta de la fuerza natural de los elementos.

No habrá más llanto, ni penas, solo una cruel imagen, que revela la osadía de mostrar la actividad sin guía. De este volcán convulso y sigue echando un pulso a los títeres de la vida. Hoy no soy más que cenizas y ese polvo del que fui ayer un pensamiento vivo.

Hoy soy igual de muerte y un recuerdo altivo. A la memoria negra de un volcán en «finaos»

Que nos dice que no solo eres polvo, si no juguete del tiempo borrado.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.