ORDENO Y MANDO

Este domingo, he pasado la mayjuanka2or parte de la mañana en el mercadillo municipal, conociendo la opinión de todos los puesteros, acerca de la decisión del grupo Asba de trasladarles al que hasta ahora ha sido el parque infantil que se ubicaba por debajo del mercadillo.

La opinión de la mayoría ha sido clara y contundente. No quieren que se les traslade fuera del recinto que ocupan actualmente. Los motivos son muchos, pero el primero de ellos es la falta de información y consenso. Varios puesteros me comentaban que se han enterado de la nueva ubicación por la prensa, porque nadie se ha dirigido a ellos para comunicárselo. El alcalde afirma que, a principios de verano, se les comunicó la redacción de un proyecto en el que se hablaba de un recinto techado, pero en ningún momento se les dijo a los puesteros dónde iba a estar ubicado.

            A la falta de información y respeto por las formas, a las que tan acostumbrados nos tiene el grupo Asba, se suma que la opinión mayoritaria es que trasladarlos a la ubicación impuesta por el grupo de gobierno significa dar un paso a atrás en comodidad, espacio, visibilidad, etc.

            Muchas de las familias que acuden cada domingo al mercadillo a vender sus productos, llevan veinte años trabajando en esta instalación. Es decir, desde que se inauguró. Otras, incluso, desde antes, cuando el mercadillo se hacía en la calle, en los aledaños de la iglesia. La mayoría de los veteranos me decían que si les trasladan a la zona del parque infantil, no montarán sus puestos y se marcharán a otros municipios.

            Si no se informa a los puesteros, si no se les tiene en cuenta, si la ubicación a la que se les quiere trasladar es peor que la actual y si la mayoría está en contra, ¿por qué quiere imponer su voluntad y su criterio el alcalde? Muy sencillo, porque el talante de este grupo de gobierno es ordeno y mando.

            Hay que ser muy desconsiderado y guardar muy poco respeto a las personas y familias que llevan veinte años contribuyendo a dinamizar la economía de Valsequillo, para convocarles ahora a una reunión informativa, después de haber tomado la decisión del traslado y la ubicación.

            La soberbia y prepotencia de este grupo de gobierno le puede costar muy cara a la maltrecha economía de nuestro municipio si, como me decían ayer varios puesteros, “si nos trasladan al parque infantil nos vamos”.

            Y todo esto, sin entrar a valorar el derroche de dinero público en el que incurre, una vez más, y cuando más falta hace, el grupo Asba. Hasta hace unas semanas, todavía figuraba en el parque infantil el cartel en el que se publicitaba la remodelación del mismo, con fondos públicos. Con el parque en magníficas condiciones, el grupo Asba decide desmantelarlo y trasladarlo a la Plaza de Tifaritti. Decisión con la que tampoco están de acuerdo muchos vecinos y vecinas del Casco.

Desde Asamblea Valsequillera, reclamamos que el mercadillo municipal se quede donde está y que se haga una apuesta importante por modernizarlo y promocionarlo, porque estamos convencidos de que se trata del eje vertebrador fundamental, para potenciar todo el sector primario de nuestro municipio.

            Trasladar el mercadillo al antiguo parque infantil no sólo es una decisión errónea e impuesta por este grupo de gobierno. También puede ser el principio del fin de nuestro mercadillo. Por eso espero que los concejales del grupo Asba, con su alcalde al frente, recapaciten, rectifiquen y den marcha a atrás a una decisión que puede ser muy perjudicial para nuestro pueblo y para las familias de puesteros que llevan 20 años apostando por Valsequillo.

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.