MÁS FRACTURA POR EL APLAUSO DE TEBAS

jose mendozaLa UD Las Palmas, de un tiempo a esta parte, se ha especializado en divorciarse de la afición. Los precios de las campañas de abonados y las declaraciones de su presidente han fracturado en los últimos años una relación que, por motivos deportivos, debería ser, si no idílica, al menos cercana. Hay muchos motivos para ello: tercera temporada seguida en primera, juego vistoso durante muchos meses, grandes fichajes, presencia de canteranos en la plantilla…pero el cisma es grande.

Y, desde ayer, todavía más. En un gesto que no venía a ningún cuento, el club amarillo decidió lucir la bandera de España en el Camp Nou. Lo hizo, además, sin tener el detalle de consulta al Cabildo, el patrocinador de su camiseta y con quien negocia un convenio vital para el futuro de la entidad. Si quieren presumir de España, muy lícito, que lo hagan en cada partido. Pero hacerlo solo un día, y en un día como el de ayer, es ridículo, irresponsable y patético.

 

ud las palmasRidículo porque pretende darse un protagonismo en medio de una película en la que no era ni un actor secundario. Intentó ganar minutos de televisión y pasó desapercibido para todos menos para su afición y para el líder de VOX, partido de extrema derecha, lo que ya, por sí solo, debería avergonzar a los ideólogos de esta medida. Es irresponsable porque echaba gasolina al fuego en medio de un clima muy agitado, provocando a un Nou Camp que, de estar lleno, la podía haber tomado con los aficionados de la UFD o los jugadores, mientras los culpables estaban en el palco. Y es patético por la forma, porque el día antes el director general-Patricio Viñayo-, el director de comunicación –Larry Álvarez- y el director deportivo –Toni Cruz- desmintieron a éste y otros medios esa posibilidad y el comunicado no podía ser más pedante.

Pero lo más grave, sobre todo a largo plazo, aparte de sumar enemigos en la que ya estaba el Sevilla y afear al Cabildo, es que acrecienta la fractura con la afición por un gesto que, que por producirse solo por un día, no puede tener otra lectura que la de un posicionamiento político. Y esa frontera nunca la debe pasar un club de fútbol.

En el club, que vive en un mundo paralelo, seguirán orgullosos. Al fin y al cabo ha conseguido uno de sus objetivos, y puede que para algunos el más importante: sacar una sonrisa a Javier Tebas, presidente de la liga. Lo demás, incluso los suyos, poco importa.

JOSÉ MENDOZA (LAS PROVINCIA)

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.