AQUÍ VALSEQUILLO…TENEMOS UN PROBLEMA

GERMAN PERDOMOVivir en las nubes ha sido una dinámica habitual en los gobiernos municipales de Valsequillo en los últimos 20 años. Perdida la perspectiva sacrificada y de enfoque basado en servir a los vecinos a partir de atender sus necesidades esenciales, se encaminaron los últimos dos mandatos de ASBA hacia el derroche, el populismo y el clientelismo como fundamento de una gestión caótica y nefasta para las arcas municipales. Unos presupuestos asentados en la creencia en que el maná de la «subvencionitis» institucional era una fuente inagotable de ingresos hicieron que se creara y, progresiva e irresponsablemente se aumentara, el monstruo de la deuda que amenaza con asfixiar el futuro de nuestro municipio.

         

  

   Crear un déficit de 7.500.000€ (1.200.000 millones de pesetas de las de antes) para un ayuntamiento que maneja ese mismo capital como presupuesto «optimista», si se cumpliesen las expectativas de ingreso, es, además de» vivir en las nubes», vivir por las nubes. Mientras esta trampa económica ahoga la independencia y la sostenibilidad de nuestro municipio, el grupo político ASBA se dedica a buscar trampolines, cuestionando al mensajero porque no agrada lo que comunica. Todo se halla fundado en datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas:

TABLE PSOE

             

     Los de entonces y los anteriores, los anteriores y los de ahora, que volvieron, son los mismos. . ¡Cuánta tristeza da emular aquel verso de Neruda en sentido inverso, para plasmar semejante perfidia, tanta traición a los principios del rigor y la confianza que los vecinos pusieron en sus gobernantes!. Porque serán éstos, los vecinos, y los trabajadores municipales, los que pagarán la deuda y la tropelía de sus gobernantes irresponsables. Aproximadamente cada vecino que votó en las últimas elecciones europeas carga con una deuda de 1170€ gracias a ASBA y, por tanto, ya empieza a ver sacudido su bolsillo con el aumento de los impuestos y aparición desorganizada e injustas de nuevas cargas, como la de depuración de aguas. Esto unido al deterioro sistemático de los servicios que ha de ofrecer el ayuntamiento.

               Por tanto, desde el PSOE de Valsequillo gritamos, si es necesario vía satélite para quienes quieren seguir en órbita, que ¡deuda…lo que es deuda, sí que han creado!; además, si los «servicios» son la excusa y justificación, les invito a mirar, no a las estelas, sino al sureste, donde dos municipios del mismo signo político que ustedes, no hipotecaron de tal manera a sus vecinos y les ofrecen mejores servicios.

Y, por si fuese poca esta afición a andar gravitando por las nubes, tenemos un alcalde y responsable de hacienda que ha congelado la presentación de las cuentas, tanto los presupuestos como sus memorias. Ambos navegan en el limbo de la falta de transparencia, porque la realidad asusta y los responsables evitan asumirla. Abogamos desde el PSOE de Valsequillo por centrar el plan de reducción de la deuda en una planificación presupuestaria que asuma compromisos anuales; hecho este imposible cuando se ejecutan ingresos a ciegas e improvisadamente.

               Juntar tantos nubarrones solo puede dar lugar a un tremendo chaparrón, que acabará por ahogar -¡y algunos venga a mirar trampolines!- las perspectivas de mejora de Valsequillo, porque nos tememos que en estos tiempos no nos lloverá ni café ni billetes violetas de quinientos, que nos permita milagrosamente aterrizar esta nave sin daño.

(Artículo de opinión del secretario de organización del PSOE de Valsequillo, Germán

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.