LOS LIRIOS, BANDAMA Y LAS CORDILLERAS

Sin duda el paisaje volcánico del Monte Lentiscal y Bandama nos trasportan a un romanticismo inalterado en el paisaje. El respeto por la expansión se ha visto contenido por la protección del terreno, así y todo, tenemos muchos núcleos que han crecido una barbaridad, pero mantienen la tónica de la reserva especial de los cráteres de Bandama. Un lugar con una magia impresionante. 

 Vamos a seguir descubriéndolos… 

Esta vez tomaremos como punto de salida el acceso a los Hoyos por la variante nueva de Tafira. Podemos subir por la nueva GC-4 desde la circunvalación de las Palmas y nos incorporamos al acceso de la GC-101, para meternos después del cruce de la circunvalación de Tafira por la antigua GC-801, que baja al paisaje de parras antiguas de los Hoyos. 

Avanzamos por el lomo del Sarmiento, en la divisoria del paisaje de los hoyos con el de la Hoya del Parral, donde sube el acceso de la autovía a Tafira. Bajamos en las hondonadas del barranco del Mocanal, hasta encontrar el cruce de los Lirios, a la derecha, que reduce el ancho de la vía a un solo carril, pero sentido único, en dirección a Bandama. Por la cuesta que sube hasta conectar la GC-802 desde la base del pico Bandama por la cara norte.  

Rodeamos la Hoya Oscura, donde se encuentra el Bodegón Bandama y salimos a la GC-802 para subir entre malecones y palmeras bien cuidadas hacia el cruce de la Caldera. Parar en este pueblo, a orillas de la gran garganta de Bandama, una degollada con caserío con un encanto especial.

Invitamos tanto acceder al pico, subiendo en caracol a la cima, para descubrir una panorámica espectacular del volcán que les emocionara cuantas veces suban, como invitamos a bajar al volcán hacia su interior caminando, que nos da otra dimensión del espectáculo y por último también invitamos en una hora y media, hacer la ruta andando por la cresta del volcán haciendo el circulo de dos kilómetros, que tampoco olvidaran en su vida. 

Mientras deciden que hacer subimos a visitar el Real Club de Golf de Bandama, el campo de Golf más antiguo de España que es todo un lujo de actividad y conservación, volvemos después de aventurarnos para tomar la GC-802 y esta vez rodear el campo de golf, nos dirigimos hacia el piquillo de las arenillas, dirección atalaya de Santa Brígida, antes cuando entramos nuevamente en la zona de chalets, giramos a la izquierda para seguir la dirección de las cordilleras, que pasa junto al Hipódromo de Bandama y el cruce rodea este, para bajar por la orilla de las cordilleras, ladera sur del campo de golf, con vistas al barranco de Las Goteras, al fondo. 

Es una pista de buen asfalto llena de encanto visual, con el club de golf a un lado y el abismo del barranco al otro, llegamos al final, cerca del cráter, desde donde tendremos otra imagen nunca antes contemplada del mismo, aprovechamos para tomar fotos y ver el Hotel Bandama desde el otro lado y el pico. 

Regresamos por el camino andado y subimos las arenillas para desembocar hacia la Cuesta del Reventón, o hacia la Atalaya de Santa Brígida, pueblo que bien merece una visita tanto turística como gastronómica. 

Conoce, descubre y sobre todo cuida tu tierra.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.