HOYA LOS MANANTIALES, CAMARETAS Y 7 FUENTES

A pesar de ser una ruta conocida, no deja de sorprendernos su encanto de cumbres, tal vez por su estampa alpina, con crestas montañosas majestuosas de cumbres, siendo además uno de esos rincones que tienes que descubrir por que hay mucho más que lo que revela tu mirada y se esconde a tus ojos. Visitamos un rincón mágico del municipio de San Mateo, lugares escondidos entre recovecos de montañas y andenes. Es una bonita ruta para todas las motos, que podemos descubrir sin prisas y aventurándonos un poco en las pistas sin salida. 

El punto de partida lo vamos a situar en Cueva Grande, pues así lo hacemos bajando con la vista aérea desde la entrada, que nos llamará la atención inmediatamente, después de tomar un cafecito en el bar de la Asociación de vecinos o el Labrador. Partimos hacia la cumbre por la GC-600 y a unos escasos 300 metros encontramos el cruce de Camaretas a la izquierda que se interna estrecho y de buen asfalto por entre los pinares.  

En las primeras curvas deberíamos parar un momento para tener una visión completa y aérea de toda la Hoya de los Manantiales que gira de derecha a izquierda, desde el Roque Margarita, Los Cuchillones y hasta el Lomito Blanco. Siempre mirando hacia las cumbres, para interpretarlo, vemos varios niveles de Pinar y nosotros iniciamos el descenso suave hacia el primer barranco.

Continuamos bajando hasta el local social y pasando este en el cruce, vamos a subir a la degollada de Camaretas a la izquierda donde se asienta la mayoría de la población, subimos hasta el aula de la naturaleza de Camaretas que encontramos a la derecha en medio del pinar, podemos continuar por la pista de tierra en buen estado, hasta la Hoya de Siete Fuentes, e incluso bajar al embalse del Barranco de la Higuera que se encuentra muy cerca, todo este espacio se conoce por la Hoya del Gamonal. 

Aquí, entre el pinar y la degollada sobresale enfrente la espalda o trasera de la Montaña del Codeso o las Arenas, justo al lado el farallón de la Montaña de las Retamas, donde en el año 1971 -VER ENLACE- se estrelló el avión militar que aun quedan restos esparcidos por el barranco, también podemos ver el Roque Saucillo y la Montaña de la Cruz del Saucillo por la parte de atrás. 

Regresamos lo andado en descenso hasta el cruce del Barranco los Chorros, y bajamos a la derecha en dirección a la Lechuza, avanzando por la ribera del barranco entre pinos de gran porte que protegen la humedad, para cruzar entre fincas de vides y retamas, optamos por dos variantes por el Lomo de Aljorradero, primer desvío a la izquierda o por la derecha por la casa del agua por el Lomo Los Ingleses, hacia Troya, las dos opciones nos dejan en La lechuza. Donde podemos visitar y tomar algo recomendable en la cantina de la AAVV. del amigo Carlos.

Para hacer esta ruta sencilla, no pueden olvidar la cámara de fotos y él tiempo suficiente para disfrutar la visita, -son apenas un par de horas- sin prisas que es al final, lo que nos hace disfrutar y conocer un poquito mejor los rincones de Gran Canaria. Que lo disfruten, hay mucha más información de la zona, hablando con la gente de los lugares se aprende mucho y es muy recomendable. 

Conoce, descubre y cuida tu isla

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.