BARRANCO DEL LAUREL-LOS TILOS DE MOYA

Feli Santana
Feli Santana cargado de anécdotas y costumbrismo

En esta isla de misteriosos caprichos geológicos y de exuberantes rincones del terciario, encontramos razones y rincones para adorarla a cada giro del camino. Escondida en las grietas que la naturaleza, surcada con grandes depresiones y barrancos se encuentra todo tipo de vergeles naturales y vida en explosiones micro orgánicas.

En estos periplos de descubrir rincones y pequeños pueblos de la geografía insular hoy queremos revivir las huellas del magnifico bosque de Doramas, acercándonos al corazón de los Tilos de Moya y a su espacio protegido- El barranco del Laurel, un núcleo fosilizado de vegetación antigua, donde los árboles protegen la humedad del bosque y la belleza del escenario se magnifica con encantamiento

En los años ochenta el deterioro sufrido por el acoso incontrolado a los Tilos de Moya, obligaron a la administración al cierre y reordenamiento del espacio natural con medidas urgentes, red de senderos acondicionados, y acotamiento del acceso en automóviles, restringiendo y dificultando el paso a los residentes, mensaje que entendieron todos y a Dios gracias, hoy se puede acceder y disfrutar de la visita sin la incomodidad de la saturación y el descontrol.

En el corazón del Barranco se encuentra la Ermita de Inmaculada Auxiliadora un rincón que acompaña de paz espiritual conectada al paisaje natural un lugar con un encanto digno de visita, Los accesos al barranco de los Tilos de Moya, se pueden realizar desde varios puntos concretos, desde el pueblo de Moya, el acceso por el puente del barranco de Moya en dirección a Guía. El acceso esta señalizado por el cruce de entrada al barranco de los Tilos.

Dentro del acceso principal, hay varias bifurcaciones que vamos descubriendo y que nos dan acceso a diferente Lomos y divisorias del barranco, el Lomo del Laurel, por la quesería, o el de las Lajas por la Jurada, la tercera opción es continuar subiendo el barranco que la pista te saca a la general cerca del Fontanales.

Muy aconsejable descubrir en moto por excelente carretera, estrecha si, por ello es fácil de maniobrar y los cruces con otros vehículos tienen mejor escapatoria y ligereza se pueden descubrir más rápido todas las variantes haciendo circulares. La mejor época del año, sin duda es la primavera, pues la explosión de verdor y color nos regala fotografías maravillosas, tanto en Moya, como Fontanales y Montaña Alta, que son los pueblos más cercanos desde su ruta, tienen mucha oferta gastronómica para darse el homenaje final a tamaña visita de interiores y poder continuar descubriendo las otras perspectivas que encierra nuestro increíble continente en miniatura.

Realmente el barranco del Laurel es un paraíso para el senderismo, con infinita oferta de conexiones a todos los rincones. A los que nos encantan las motos y el paseo a través del bosque de laurisilva disfrutamos igualmente del encanto de parar y pasear visualizando los pasajes que nos regala los accesos por este paraje de belleza increíble.

Conoce, descubre y sobre todo cuida tu isla…

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.