SOBRE FINAOS Y OTRAS TRADICIONES

FRANCISCO JOSEHe estado escuchando estos días a muchas personas que publican en sus redes sociales o, simplemente, comentan que les indigna el que en Canarias celebremos por todo lo alto la fiesta de Halloween, dejando a un lado a nuestros finaos. Que se está perdiendo nuestras costumbres canarias, perdiendo identidad y nos vemos engullidos por la globalización en todos los sentidos, tanto los buenos como los malos.

Veo a personajes, en el buen sentido de la palabra, como el padre Báez, disfrazándose de algo así como un muerto viviente, para criticar esta una costumbre celta, que fue popularizada posteriormente por los irlandeses en los Estados Unidos y que comenzó a celebrarse en forma masiva en 1921, cuando se realizó el primer desfile de Halloween en Minnesota. Esto ocurrió en tierra norteamericana, ellos adoptaron una tradición foránea para hacerla suya e importarla por todo el mundo con acento yankee. Pues nosotros, los canarios teníamos, o mejor dicho, seguimos teniendo nuestro Halloween particular pero lo estamos dejando perder y que caiga en el olvido.

finaos

«Nuestra sociedad cuenta con un sistema educativo que cuida muy poco la identidad de este pueblo»

Lo de los finaos es solo un fiel reflejo, a mi entender, de lo que ocurre en nuestra sociedad, que cuenta con un sistema educativo que cuida muy poco la identidad de este pueblo, sus costumbres, etnografía, folclore, tradiciones, habla y hasta su gastronomía. No solo son los finaos, es que en muchísimos centros educativos de nuestra comunidad autónoma, solo se habla de identidad canaria el 30 de mayo, cuando aprovechan el día oficial para vestir a los niños con trajes típicos y cantar alguna isa y luego, día libre al canto.

Y la culpa no es de los profesores, ni mucho menos. Es de los responsables educativos del Gobierno de Canarias, que no inciden en lo importante que es impartir conocimiento de esta región a los más jóvenes, que son a su vez los que se encargarán de velar por el respeto y mantenimiento de nuestra identidad en el futuro. No es un mensaje nacionalista, para nada. Es un canto a la cordura, a que un canario tenga conocimiento y respeto por su historia, como un vasco por su pelota como deporte de bandera, un catalán por sus castells o un andaluz por su traje de faralaes. A mí es que se me parte el alma cuando veo que los más pequeños no saben lo que es una folía o quienes fueron Alfredo Kraus o Tenesor Semidán.

Y todo ello con la agravante de que tenemos un gobierno que se hace llamar nacionalista desde el principio de nuestra democracia… Y todo ello, ¿para qué? En este caso, no hace falta reflexión, urge la acción. Tome nota señor Clavijo.

FRANCISCO JOSÉ FAJARDO

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.