LA DIALÉCTICA

LUISA DEL ROSARIO

Dialéctica es una de esas palabras que, por su larguísima historia, complejidad y uso popular, es escasamente comprendida. Nueve páginas le llevan a J. Ferrater Mora definirla en su muy conciso ‘Diccionario de la Filosofía’. La RAE, en cambio, la despacha más rápidamente y en su tercera acepción la define como «arte de dialogar, argumentar y discutir». La dialéctica es una habilidad, no una forma sofisticada de insulto.

Por eso sorprende que la mayoría de los medios de comunicación consideren un grave problema la dialéctica en el seno del Gobierno central a propósito del control del precio de los alquileres. Que se confronten ideas y que estas ideas se expresen de forma apasionada y hasta con vehemencia no es más que la versión más básica de la democracia. Lo otro, la unanimidad a la búlgara, es el signo más evidente de que se vive en una dictadura. Parece básico, pero esto en el periodismo cuesta mucho de entender.

ayuso

Gusta muchísimo más que un gobierno sea coherente, aunque lo sea en la estupidez de las decisiones. Porque, según dicen los medios, el electorado castiga mucho más el arte de la dialéctica que la imbecilidad. De ser cierto, explicaría bastante bien cómo nos van las cosas.

Lo que nos atrae, parece ser, es la verborrea insustancial del ‘star system’ político-mediático, cuando no la habilidad que tenga un partido político de sobornar a dos o tres diputados para que voten a su favor. El artífice del soborno, cómo no, es elevado a último grito de la habilidad estratégica en política y quien sabe si no será próximamente catedrático de algún máster. Hasta la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, es presentada como «la referencia», cuando todo el mundo sabe que si en Madrid presentaran a una vaca, la derecha obtusa estaría cerca de la mayoría absoluta. Tal es la capacidad que tiene hoy Madrid de establecer alguna «referencia» para alguien que no esté definitivamente trastornado.

LUISA DEL ROSARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.