CANIBALISMO POLÍTICO

LUISA DEL ROSARIO

Con la simpleza que caracteriza las categorías para comprender el mundo, en la escuela nos decían que los seres vivos podían ser carnívoros, herbívoros y omnívoros. Los seres humanos estamos en el tercer grupo, es decir, podemos alimentarnos de animales y plantas. Hoy sabemos, gracias a la ciencia, que nuestro organismo no resiste el exceso de casi nada, incluida la carne. Y eso es lo que dijo el ministro de Consumo, Alberto Garzón: el abuso del consumo de carne roja no es solo perjudicial para la salud, sino que contribuye, por el tipo de producción que requiere, al calentamiento climático.

En política, sin embargo, parece que las cuestiones de nutrición se resuelven por el canibalismo. Así se entiende, por ejemplo, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, muerda a su propio ministro aún a costa de quedar como un ignorante en cuestiones básicas de salud y en aspectos medioambientales. Y si el jefe de la manada da la orden de cazar, la jauría que lo acompaña se ve libre de pugnar por algún trozo de la pieza.

A la destrucción del ministro por una recomendación de la OMS

Otra forma de entenderlo es apelar al llamado efecto Dunning-Kruger, esto es, no se calibra objetivamente las habilidades reales de uno, sino que se valoran demasiado positivamente. De esta manera, Sánchez cree que sus chascarrillos apelando a su gusto personal zanjan un debate que lleva años abierto en la ciencia. Basta decir una frase que cree comparte una numerosa representación de la ciudadanía para considerar que es verdad. ‘A mi me gusta, luego es cierto’ parece haber pensado. O eso, o que puede decirlo porque tiene la convicción, no menos errónea, de que la sociedad es tanto o más idiota que él.

Pero ni el canibalismo político ni el posible efecto Dunning-Kruger debieran apartarnos de lo que podemos estimar más importante, y es que a través de las urnas se ha puesto en sus manos el futuro inmediato de la sociedad y del planeta. Quizás eso del chuletón explica mejor cómo se está gestionando la pandemia que muchos titulares de periódico.

LUISA DEL ROSARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.