GESTIÓN IMPROVISADA

Entrevista-Juan-Carlos-Atta-1w Lamento mucho leer y ver las explicaciones-excusas de Don Eduardo Déniz, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Valsequillo, en respuesta a la nota de prensa de Asamblea Valsequillera, en la que denunciamos el cierre de la piscina municipal en pleno mes de agosto, cuando más usuarios hacen uso de la misma.

Lo lamento porque las excusas del señor Déniz no hacen más que confirmarme lo grande que le viene al grupo Asba la gestión de este municipio. El señor Déniz, al que le presupongo ciertos conocimientos en la gestión deportiva, peca de soberbia o de falta de información en lo que se refiere a la gestión de una infraestructura deportiva como la piscina municipal.

El señor Déniz parece confundir parada técnica con una avería o deficiencia grave, que pone en riesgo la seguridad de los usuarios. Si en la piscina se diera esto último, seríamos los primeros en recomendar que se parase de inmediato la actividad en la instalación. Pero una parada técnica, Don Eduardo, es un paréntesis programado en la actividad ordinaria del servicio, para la realización de labores de mantenimiento, que se fija con antelación. La fecha para una parada técnica se fija cuando menor es el uso de la instalación, con el objetivo de perjudicar lo menos posible a los usuarios y usuarias, que es a quien usted se debe en primer lugar.GRAFIC1

Los datos de evolución anual del número de usuarios de la piscina municipal, durante la presente legislatura, demuestran que el mes de agosto corresponde siempre a la temporada alta de uso de la instalación (tercer mes del año en 2011, sexto en 2012 y nuevamente tercero en 2013). Aún así, usted continua aferrado a que agosto no es temporada alta. Por el contrario, los meses con menor afluencia de usuarios son enero, febrero, noviembre y diciembre (adjunto los gráficos de la evolución de usuarios en 2011, 2012 y 2013). La disminución progresiva del número de abonados se debe, como usted bien sabe, a la apertura de la piscina municipal de Telde. Sin embargo, el perfil de la distribución anual de los usuarios no varía significativamente.

Analizando estos datos, en cualquier instalación con una gestión coherente, las paradas técnicas se llevarían a cabo en los meses comprendidos entre noviembre y febrero (como se hacía en la legislatura pasada), pero pretende usted reinventar los criterios de gestión de una instalación deportiva y realizarla cuando más perjudica a nuestros vecinos (en plena temporada alta), aunque usted se empecine en negarlo. Explíquenos los motivos, para intentar entenderle.

GRAFIC2Afirma que la parada técnica la realizó aprovechando la semana del puente de agosto porque es cuando menos usuarios hay durante ese mes. No se lo discuto. Pero convendrá conmigo que, aplicando esa misma lógica, podría haber aprovechado la festividad de enero (Reyes) o diciembre (puente de la Constitución) para llevarla a cabo. Seguro que hasta usted compartirá que no es lo mismo que se vean afectados 1488 usuarios (datos de agosto de 2013) que 1133 (datos de diciembre de 2013). Potencialmente, el número de afectados se reduce en más de 350 personas. Aún así, usted continua aferrado a que agosto no es temporada alta.

Además si, como afirma usted, la anterior  concesionaria no llevó a cabo la parada técnica correspondiente al año 2013, circunstancia de la que usted tenía que estar informado al ser el máximo responsable de deportes, por qué no ordenó usted que se realizara en enero, nada más hacerse cargo de la instalación el ayuntamiento. Le recuerdo que, según los datos que le aporto, enero es uno de los meses de menor afluencia de usuarios. Aunque quizás, esto, usted también lo niegue.

Vuelvo a insistirle en que le agradecería que nos explicara por qué no se informó de la citada parada técnica en los medios municipales (radio, web, televisión), que tienen a su disposición, o en la página web del propio complejo de La Piscina. Si no utilizan estos canales de comunicación para este tipo de noticias ¿cuándo lo piensan hacer?

Como puede ver, Don Eduardo, si usted analiza los informes oficiales y los datos de esta legislatura llegará usted, fácilmente, a la conclusión de quién desinforma, de quién está desinformado, de quién miente y de quién se queda «con el culo al aire». Y disculpe esta última expresión, pero sólo hago alusión a sus palabras en la entrevista concedida al periódico

Le agradezco su preocupación porque este concejal no se equivoque, ni esté mal informado. Pero como verá, le he aportado las gráficas de las memorias anuales de la instalación. Las mismas que tiene usted. Son esos informes que uno debe consultar antes de adoptar una decisión que afecta a tantos vecinos y vecinas. Informes que no sé si usted ha leído en alguna ocasión y que dejan bien claro, que agosto no es el mejor mes para realizar una parada técnica, Don Eduardo, aunque usted se empecine en decir lo contrario. Y son informes objetivos; ni suyos ni míos, sino de la empresa concesionaria que prestó el servicio hasta que ustedes se hicieron cargo del mismo, en enero de 2014.

A mí, lo que me preocupa son dos cosas: la primera es que cada vez que Asamblea Valsequillera detecta un error grave en su gestión, usted trata de desacreditar a este grupo afirmando que mentimos. Sin embargo, los datos y la verdad son contundentes. No espero una disculpa por su parte (sería demasiado), pero si que cuente hasta diez y se mire algunos informes antes de descalificarnos. Pero lo que más me preocupa es lo segundo. Es comprobar en manos de quien está la gestión de este municipio y el servicio a nuestros vecinos y vecinas. Decisiones como esta demuestran que su discurso de cercanía va en una dirección y sus acciones justo en la contraria.

Recuerde usted aquello que decía el gran político romano, Marco Tulio Cicerón: «Errar es de humanos, pero sólo los necios perseveran en el error». 

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.