OPINIÓN

A PROPÓSITO DEL MILLÓN DE EUROS

Sabido es que, ante lo impávido e impertérrito se muestra la aplastante conducta como la mira de la ideología más extraña. El comportamiento humano ante la naturaleza de designios a veces inalcanzables. Se limita y enreda a una expresión de laboriosa identidad absurda. Si además son cargos públicos y poseen el aplauso encapsulado de sus benefactores, están sujetos a lapidación por sacrificio de tantos errores.

Esto en las sociedades antiguas eran penas capitales y podían llegar a la crucifixión o la horca.  En la edad contemporánea de la era digital, querrán demostrar que son errores temporales administrados por un mal sistema automático de tiempo y actualizaciones. Sin actuaciones ejemplares de poder jurídico, y tan solo el castigo subversivo a la ignominia para la población, a la que se considera inferior -el pueblo desvaría y olvida pronto los malestares, vuelven a pagar los descaros irresistibles de sus detractores-.

¿Es que no existe una tabla de objetivos y compromisos políticos, más allá de la burocracia? Es que estamos condenados a pagar los errores constantes y advertidos a la incapacidad administrativa por las malas gestiones. ¿En qué barco partió la decencia, con qué argumentos nos quieren seguir demostrando sus impropias y lamentables actuaciones? Todo este castillo de sucesos, se ha convertido en un pagano sin recursos -la nota más baja de la clase para un municipio, que debiera ser ejemplo, por cercanía y ruralidad-. Bueno, algunos confirmarán que al menos goza de la tradición de sus fiestas como valor endémico para pagar el triste silencio de los corderos.

Nos tememos que en la arqueología municipal de estas latitudes comienza una cuenta atrás desastrosa, con más encuentros y revelaciones, con más mortajas y entuertos, que salpicarán con caldo de cultivo la ciénega de las desgracias. No podemos bajar la guardia ante un montón de atropellos y destartalos. Esta fortaleza antigua de tierra de almendreros de secano, se queda sin agua de riego. Los recursos hidráulicos son obsoletos y las pocas galerías de las cumbres están manipuladas por gerencias privadas. Pronto la metáfora del abastecimiento se mostrará en su esplendor más apocalíptico.

Demandamos claridad y transparencia. Resoluciones y responsabilidad. Actuaciones sensatas. No tengan ustedes miedo de dimitir, ganarán en salud emocional. El pueblo sigue adivinando en su triste descaro los políticos que elige o le imponen las mayorías.

No vayamos a ser la reserva “Guinness”, de estado de la tradición y tipificación obsoleta del trágame. -Sacudimos la jerarquía absoluta, para no dañar, ni empeñar más el futuro-. Donde no hay madera, no se puede sacar más serrín para las camas de la fiesta. Las malas herencias son problemas burocráticos y detractores para el mañana, sólo se beneficia el estado y la banca y se perjudica los intereses de los pueblos hipotecando sus malas gestiones, por lastimera actuación de sus gubernamentales. Ejemplos en la vecindad abundan.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para garantizar la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.    Ver Política de cookies
Privacidad