¡¡QUÉ VIVA LA FIESTA…DEL COVID!!

contagios
Asba-NC pasó de titulares como este

A fecha de hoy 4 de diciembre el municipio de Valsequillo ocupa el cuarto (4ª) lugar en el ranking de incidencia acumulada a 14 días. Todo un toque de atención para que se tenga conciencia de la gravedad que esta sexta ola del Covid 19 está suponiendo para nuestro pueblo y de la que al parecer nuestros gobernantes en un primer momento hicieron caso omiso.

Con 1802 caso, solo por detrás de Firgas, Las Palmas y Santa Brígida (por ese orden), es bastante lamentable que con una importante diferencia de población, sobre todo con respecto al segundo y el tercero, nuestro pueblo se encuentre en esta situación.

Al margen que la alta incidencia se pueda deber a la movilidad de la población importando casos desde fuera de los límites de la localidad, no es menos cierto que en un primer momento y viéndolas venir estando a principios de diciembre en un nivel 2 de alerta y con un crecimiento preocupante de los contagios  a nivel general, desde el grupo de gobierno local Asba-Nc tuvieran la irresponsable ocurrencia de diseñar un amplio programa de actos festeros navideños como si de la fiesta de San Miguel se tratara.

Tal es así que siguiendo en la dinámica típica de un gobierno local bastante pasota y dejado con la situación arrancan los actos el día 10 de diciembre, con algunos fuera de lugar como fue la concentración el 16 de 300 alumnos de los centros escolares en los aledaños a la plaza de San Miguel en donde la separación entre las filas de sillas preparadas para la ocasión no seguía el patrón establecido para estas situaciones.

Otro tanto ocurría con el acto infantil montado en la Plaza de Tifaritti, donde se acotó el espacio para el público que tenía control de acceso, pero en los aledaños de la cafetería, rampas, etc., los asistentes se agolpaban pasado de cualquier norma de distanciamiento.

Pero es que, visto el crecimiento de contagios, el Gobierno de Canarias decretó el estado de alarma nivel 3 para las 00:00 horas de la noche del 17 al 18 de diciembre, pero hete aquí que continúan adelante los actos programados para el sábado y el domingo (días 18 y 19), entre ellos varios conciertos, con el peregrino e inadmisible planteamiento que como el grupo de gobierno no se veía hasta el  lunes 20 para tomar decisiones y establecer un protocolo a nivel local, pues en principio  hasta ese día no iban a paralizar nada.

Los hechos y las malas decisiones hablan por sí solas. Desde el minuto uno de la subida al nivel 3 de alarma tenían que haberlo parado todo, aunque para ello tuvieran que reunirse de urgencia. Ante la gravedad de la situación era lo más lógico y lo más responsable, pero hay determinados políticos a los que no se les puede pedir más cuando su afán es salir en la foto y darse bombo y platillo.

Afirmar que la brutal incidencia de Valsequillo se deba toda ella a la afluencia a tales actos no se puede hacer con rotundidad, pero sí se puede cuestionar la dejadez de Asba-Nc a la hora de actuar. Tanto el alcalde Francisco Atta y resto de concejales tenían que haber sido más rigurosos y no dejar para otro día lo que tenían que haber determinado desde el principio. Porque a todas estas, también el resto de la ciudadanía tenía que haber sido consecuente no asistiendo a los actos para evitar riesgos innecesarios, por mucho que se desee un jolgorio, una fiesta o lo que sea con tal de salir de casa.

En este trance que estamos pasando, «la salud está por encima de todo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.