PROYECTO DE VIVIENDA COMPARTIDA PARA MAYORES

El Ayuntamiento de Valsequillo y el Consorcio de Viviendas del Cabildo impulsan un proyecto de vivienda compartida en el municipio para personas mayores

AYUN

El Consorcio de Viviendas del Cabildo y el Ayuntamiento de Valsequillo organizaron una reunión con diferentes administraciones públicas con el fin de dialogar y crear sinergias para llevar a cabo un proyecto novedoso y social en materia de vivienda. Al encuentro asistieron María Concepción Monzón, consejera de Arquitectura y Vivienda del Cabildo, Isabel Mena, consejera de Servicios Sociales, María Isabel Santana, directora del Instituto Canario de la Vivienda del Gobierno de Canarias, y Francisco Atta, alcalde del Ayuntamiento de Valsequillo, junto a técnicos del Consorcio de Vivienda y representantes de dicho consistorio.

A lo largo de este año ambas instituciones han mantenido varias reuniones con el fin de “profundizar en un proyecto piloto que pretende crear un sistema de cohousing pero que además tiene una función de acompañamiento, de trabajo social y de sensibilización con los mayores”, ha dicho el alcalde, Francisco Atta.

Durante las visitas que el Consorcio de Viviendas realizó a los diferentes municipios para estudiar los inmuebles municipales, Valsequillo planteó, dentro del Plan Estratégico que tiene elaborado, llevar a cabo un proyecto de vivienda compartida y personas mayores, generando así más oferta de vivienda. Este proyecto piloto consiste en tener una vivienda rehabilitada y equipada en una zona céntrica del municipio con todos los equipamientos sociales a su alcance donde convivan dos o tres personas mayores con acompañamiento de los servicios sociales. El objetivo: que tengan un envejecimiento activo, no estén solas y prestarles la atención que necesiten.

Para la consejera “con este proyecto intentamos paliar la soledad de las personas mayores y mejorar sus vidas sin que tengan que alejarse de su entorno ni mudarse a otros municipios. Así podrán vivir cerca de los lugares de ocio, desarrollar su actividad física en los centros deportivos, asistir a eventos culturales o acudir al centro médico con facilidad”. A su vez, las viviendas de estas personas mayores que quedarían deshabitadas pasarían a formar parte de la bolsa de viviendas vacías del Plan de Vivienda, poniéndolas en alquiler por un periodo de siete años. “De esta manera se generaría más oferta de vivienda en el municipio, con un alquiler asequible, y se garantizaría a los propietarios una renta de esas viviendas. Si fuera necesario también se rehabilitarían estos inmuebles antes de ponerlos en alquiler”, amplía.

Además, con este proyecto y en relación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, no se consumiría suelo sino que se mejoraría lo que ya existe para ponerlo al servicio de los demás, evitando así la despoblación en los municipios más pequeños. Tras la reunión, las diferentes administraciones con competencias en vivienda y en servicios sociales han acordado seguir trabajando para aunar esfuerzos y buscar fórmulas con la intención de poner en marcha este proyecto. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.