DAKAR 2022: LARGO Y DURO VIAJE DE VUELTA

La hora de los valientes, la hora de la condena, la hora de jugar lo que, de la partida, así se lo han tomado en esta etapa seis, el corral que más gallos de pelea tiene activo en el rallye, las motos. Mientras nuestro equipo, con la moral bien fortalecida tomaba la salida consciente de haber fortalecido y reforzado el equipo, una etapa de descanso que vino como anillo al dedo, para recuperar las fuerzas y el espiritu intrépido del Canarias Dakar. 

Después de una etapa larga de desgastes y mares de dunas con diversas sintonías de ritmo, nuestro Dorsal 344 mantiene el ritmo sin sacrificio y cuidando con esmero la sensible mecánica del CAN AM, dureza kilométrica anunciada en una prueba que no dejará de sorprendernos por los cambios de ritmo, la inmensa complejidad de llevar la caravana a buen puerto y las posibilidades de juego de todos los equipos, los que han esperado el momento de atacar, los que les a acompañado la suerte, los que la misma suerte les abandona y los valientes que arriesgan. 

Y en valentía y lucha pocos ganan a Dinamita Barreda, que, con la clavícula muy destrozada, es capaz de batirse en duelo como Excalibur, brutal lo del piloto de Torre blanca, que pasará a los anales de la historia dakariano como el predador más temido y letal. El chileno Cornejo no espero para rayarse un tanto en cuanto se le brindó la oportunidad y al final el grande de Van Beberen rezó en ruta para que el todopoderoso le compensara tantas desgracias en los últimos dakares…

Sam Sunderland tuvo un accidente en carretera, inconcebible, pero eso a echo que retome el pulso de la carrera si no quiere perder lo que ha ganado, de momento perdió la cabeza y tan solo una buena remontada de Gas Gas, le devolverá el error. 

En coches Loeb marca el espectáculo y All- atiyah protege la cabeza, sigue el baile y las exhibiciones de los grandes Audi, Toyota. Laia Sanz le coge el ritmo al mini, y empieza a tirar con su estilo de campeona. 

En camiones espectáculo ruso y vuelco en moviolas, todo el circo del Rallye unido acabando con los eternos clásicos, que poco a poco se abre más al romanticismo de la segunda línea, aventuras sin riesgo. 

Con la moral cargada el equipo de Canarias Dakar, afronta dos etapas largas de muchos kilómetros y océanos de arena rubia. Es el largo regreso a casa. De momento a Jeddad y si es posible y en ello han invertido su pasión infinita, sin mayores contratiempos. Excelente la gestión de la carrera del equipo que en los altibajos mantiene el pulso constante. 

 Suerte amigos.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.