LA AFICIÓN MOTERA DE FELI SANTANA (CAP.1)

REGRESAMOS AL PASADO DE UNA MOTO QUE PILOTA FELI SANTANA

Y si damos un paseo por la imaginación con los datos que hemos ido recuperando en nuestra relación con las motos que contamos hasta este momento y damos pinceladas históricas para ir ordenando tantas historias y apuntes de las motos de Canarias y algún que otro personaje, que muchos amigos amantes a las Viejas Glorias y al motociclismo de Canarias antiguo han ido descubriendo, ordenando, coleccionando y guardando como un tesoro para las generaciones venideras. 

Estamos en el umbral del nuevo año y la evidencia de que el tiempo corre más que las motos es real, si a los escasos 140 años de tal invento nos dejamos llevar por el fruto de la evolución, apenas han pasado unos suspiros y nuestras retinas y pasiones se han ido encontrando con nuevos elementos en constante cambio. 

Cuantas motos hemos visto y compartido, hemos deseado, soñado y adquirido. Cuántas revistas, cuántas carreras, cuántos encuentros junto a las motos de toda la vida, las que nos enamoraron y compartieron aventuras y cotidianidad. 

Llega el 2022 y sin entrar en detalles explícitos nos atrevemos hacer un viaje en el pasado del motociclismo de Canarias, de su inmensa fortuna en variedad y estilos. Y para ello tiramos de archivos, y de fotos personales de amigos que guardan como oro en paño, por representar el personaje familiar o vecinal de aquel motorista de otros tiempos que nos marcó o la máquina que suspiramos hasta su compra, agradecemos a los fotógrafos históricos que hayan disparado, coleccionado y guardado estos archivos para la posteridad.

Un apartado que vamos a distinguir es el insular, pues como todos sabemos las islas mayoritarias con comercio Internacional antiguo desde principios de siglo tubo igualmente el auge industrial y comercial de los comienzos de esta historia de motos del pasado. Por lo tanto, vamos a intentar crear diferentes pasajes isleños con la cronología de su tiempo y los archivos existentes.

Comenzamos por la bonita, la isla del volcán, La Palma. Un paraíso para la moto y el paisaje que se alza como bandera de referencia en el motociclismo canario. Observamos que, dependiendo de la provincia e isla, hay más conservadores y registros. El caso de la isla de la Palma es emocionante, pues sus registros históricos rayan más del siglo de existencia, correspondiendo a la primera década del siglo pasado, entre 1900 y 1910.

Esta moto, que aún estamos por averiguar la marca, posiblemente Triumph y La guagua que está junto, pertenecía a Comercial Maximino Cutillas, líderes del transporte en la Isla de la Palma y las buenas relaciones que tenían con los ingleses. 

Rafael Díaz nos apunta esa posibilidad, que llegara con las primeras guaguas inglesas en 1908/1910, aunque la obligatoriedad de las matrículas aparecía a partir de 1910 siendo la guagua TE 106. Es fácil pensar que las primeras motocicletas que llegaron a Canarias eran europeas, preferiblemente inglesas, alemanas o belgas Y posteriormente tras las postguerras, las españolas, italianas y japonesas.

La sorpresa continúa en la isla bonita, que tiene en su cultura tradicional un pozo de conservación documental importante. Una preciosa foto (Manuel M.M. Ball) de una moto marca Wanderer alemana, repostando en un surtidor del valle de Aridane, el surtidor era de D. Félix de La Cruz, la moto se matriculó en 1923 Y como anécdota de esta marca -me apunta el amigo Manix- En 1929 la marca se fusiona con nuevo socio Janecek tras el modelo K500 a partir de ahí nace la marca Jawa a que les suena. Ja de Janecek y Wa de Wanderer. Este nombre viene a significar caminante, aunque en el argot popular le llamaban la “Vagabundo”. El surtidor es otra joya de principios de siglo, que podemos disfrutar gracias a estas magnificas instantáneas. 

Desconocemos más material europeo que a buen seguro rodó por las primeras carreteras de tierra y asfalto de la isla bonita y mientras aparecen archivos y documentos que acrediten, volamos a través del túnel del tiempo en regreso al futuro más cercano y damos un salto hasta los años 60/70 para retomar el pulso a un país industrializado donde las marcas nacionales llegaban a todos los rincones de España. Incluyendo su territorio insular. Bultaco, Montesa, Derbi. Roa, Rovena, Sanglas, Guzzi Hispania, etc. 

En la foto de los amigos moteros de La Palma, aportan una instantánea de ese pasado no tan lejano, con una dama en moto. 

Y para terminar, damos otro salto en el tiempo para llegar al previo COVID 2019 y actualizamos el formato del siglo XXI donde recorremos la Palma con la concentración anual Vespasión canaria de la que destacamos por ser las clásicas de moda y costumbres en todos los rincones del mundo. Obviamente ruedan miles de motos modernas por todas las islas y La Palma como las próximas Candidatas tienen sus pinceladas de motos históricas.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.