DAKAR 2022: HONOR Y SUFRIMIENTO

No hace falta ser muy aficionado a la Dakar, para darse cuenta el brutal desgaste que el rallye supone sobre los equipos que compiten, 14 días de carrera, más su previo es un atraque a mano armada a la moral, a las fuerzas, al desgaste y a todos los elementos que juegan su papel en el Rallye. Salir al alba y llegar de noche con más de 500 km encima de arena, dunas y campo a través, es cuanto menos una barbaridad de sobre esfuerzo. Por ello su fama tiene reconocimiento internacional de dureza. La prueba más dura del mundo. 

Para los equipos como el Canarias Dakar, que estrenaron modalidad, equipo y sensaciones sobre la nueva fórmula, un reto doblemente establecido, pues a la suma de la novedad hubo que añadirles desde el minuto uno, la de los problemas de juventud mecánica, El CAN AM Maverick no ha dejado de fastidiar desde que arrancó en Jeddad bajo el prisma de la competición, esto hizo que el equipo desde el día uno, se hundiera en la clasificación con problemas que le hicieron pernoctar las 24 horas. Al final el cambio de motor funcionó, como mal menor, no sin un montón de horas de trabajo. Y la continuidad quedo tocada. 

El desgaste de los mecánicos era evidente, reagrupando las piezas que todas están bajo la necesidad de ser rehusadas, por que cada llamada de Rosa al equipo, suponía una retahíla de cosas a tener en cuenta. A Dios gracia Cristo Dávila, Jose Suarez y Pedro Martínez han hecho de tripas corazón y han ido taponando las heridas de guerra con amuletos y mucha fe, ahora en esta recta final de carrera y a pesar de que el SVS sigue su tónica de inconformista en la mecánica. Nos da la esperanza de acabar las ingratitudes superando el regreso en Jeddad, como así han soñado sus currantes. 

En la gloria del equipo el honor del esfuerzo, el aguante del sufrimiento y la fe en la gloria de acabar. Rosa encontraba una nota de amor de Nani Roma, esta mañana en el Quads recordando la magia que les une y la grandeza ante las adversidades y es que nadie en este Dakar se a librado de ninguna desgracia. Tan solo la fuerza de los equipos, la pasión que les lleva el día a día y el objetivo final como meta al cumplimiento de los sueños como el reto de alcanzar su gloria. 

El rallye sigue abierto en moto, aunque Sam Sunderland ha sacado las dosis de reserva de Gas Gas, que le quedaba. Un sueño demasiado bonito para dejarlo escapar. El resto de contrincantes que pueden saltar hacia adelante por problemas en la cabeza, es una persecución del conejo y la zanahoria y el destino. 

En coches los equipos se relajan y aprenden a dosificar las calamidades y las ventajas y ello hará más grande al ganador que se avecina en su casa. 

Los camiones es una partida de ajedrez entre la élite del cerco blindado. Como decimos por aquí, es cosa de rusos, como el caviar.  

Y los clásicos inspiradísimos de equilibrio y dureza en su nueva aventura .

Todo se programa como un paseo de vuelta, pero, evidentemente hasta el último día no sabremos si la suerte y la desgracia se dan la mano haciendo un pacto de honor por los supervivientes.

 Ojalá y todos acaben.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.