SILENCIO

Y en el silencio, la elegancia invadió con luces de misterio un silbido siniestro.

Poderosas razones en la tentación de fingir un encuentro, fortuito  deseo que escapa al control.

La intención es sueño que persigue el pensamiento, abandonar la idea no forma parte del misterio.

Sensualidad que seduce con figura estilizada dejando rastro de ser amada, ahora escucho el susurro de su voz, la calidez de su alma, el tacto de su piel, la respiración pausada.

Adivino la humedad de sus labios, la sonrisa de su cara. Que no me despierte aún que elegante paseo en sueños, por los jardines de la eterna juventud del deseo.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.