RECICLAR PARA CREAR UN BOSQUE

FORESTALa Fundación Foresta y el alumnado del CEIP Amelia Vega Monzón de Telde plantarán un centenar de árboles en Valsequillo. Gracias al proyecto Residuos Solidarios han conseguido que cientos de personas reciclen plástico, latas, aceite o hierro con un objetivo de concienciación y de aprovechamiento solidario de recursos.    

Guardar los tapones de las botellas, reciclar el aceite usado, conservar las latas o el hierro y destinarlo todo a ayudar a un niño que necesita una silla de ruedas o a una niña a pagar el tratamiento demasiado caro de su enfermedad es una manera de reciclar de forma solidaria. Ayuda al medio ambiente y a la sociedad por el mismo esfuerzo.

«Le planteé al colegio Amelia Vega Monzón de El Ejido (Telde) hacer una recogida solidaria de residuos para Navidad con tres posibles destinatarios: un niño de Tenteniguada, la Fundación Foresta para plantar árboles o una aldea necesitada de Senegal. El AMPA decidió dedicárselo a Pablo, el niño de Tenteniguada. Conseguimos 300 litros de aceite y 20 kilos de latas. Y seguimos durante el curso con el proyecto», relata el ideólogo de esta red solidaria de recogida de residuos, Andrés Sanz. Una vez conseguida una silla de ruedas y unos zapatos ortopédicos para Pablo, la comunidad del centro educativo y todos sus allegados siguieron con su recogida solidaria para ayudar a Cáritas y, desde hace un año, colabora con la fundación canaria para la reforestación Foresta.

«La idea es expandir el proyecto Residuos Solidarios con un fin positivo para la sociedad», explicó Sanz. Ya han conseguido, entre lo reciclado y la ayuda de los patrocinadores, comprar 55 árboles que plantarán el próximo mes de noviembre en Valsequillo. El resto para llegar al centenar lo financiará el Cabildo de Gran Canaria. «Queremos inculcar el valor positivo de reciclar pero no de forma teórica sino creando el hábito», expresó Sanz, un padre de familia que en un principio sólo quería que sus hijos y los alumnos del colegio aprendieran el valor y las posibilidades que ofrece el reciclaje.

«Los bosques en Canarias son dinosaurios, el ecosistema de la laurisilva abarcaba todo el Mediterráneo y ha quedado relegado a las islas oceánicas de la Macaronesia», describió el gerente de Foresta, Sergio Armas. «La realidad es que los vertederos son muy limitados porque somos islas y si empezamos a reciclar, a separar y a tratar los residuos de una forma organizada podemos sacar un doble beneficio, si no vamos a tener colmatados los vertederos», añadió. Por ello, piden a las empresas, asociaciones y ciudadanía que reciclen no botando los desperdicios sólo a los contenedores, sino destinándolos a una causa como esta.

(FUENTE:CANARIAS 7)

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.