PALOMINO, ALTOS DE GÁLDAR

En estos recorridos por carreteras rurales, pistas agrícolas y paisajes de montaña. Encontramos muchísimos lugares que, aunque a la vista, pasan inadvertidos en nuestra memoria, pueblos, pequeños, barrios, caseríos, núcleos con casas dispersadas que apenas despiertan interés salvo el paisajístico, pero que destacan en su descubrimiento y localización.

La ruta de esta cita nos lleva al municipio de Gáldar, a sus cumbres, a un lugar cuyo nombre a pocos suena de algo, salvo que ya lo conozcas o hayas pasado por allí en una de esas aventuras de la curiosidad y el descubrimiento. El lugar se llama Palomino.

Está situado sobre los 1.100 metros de altura, entre el Barranco del Sao y Barranco Hondo, otros puntos de localización más cercanos entre Fagagesto, Fuente Bruma Hornillo, y Barranco de Juncalillo. Es una zona abierta de pastoreo y comprende unos cuantos miles de hectáreas. De lomos, vaguadas y pequeños barrancos de terreno rústico en las laderas esparcidas casas cuevas de pastores y lugareños.

Desde Agaete, o del Valle y mucha parte de la costa norte, se divisa en las cumbres un grupo de árboles, singulares, le dicen “los árboles de los Lujanes” y una breve historia de su nieto Juan en su blog, recuerda que tienen más de setenta años y que han resistido a varios fuegos que han arrasado la zona.

Antonio Luján Melián emigró a Cuba con quince o dieciséis años para que no lo reclutara el ejército español en la carnicería de la guerra de Marruecos. Después regresó a Gran Canaria y en Juncalillo, junto a Teodosia Ojeda, tuvo 12 hijos. Con algunos de ellos plantó estos doce árboles.

Y ahí siguen los árboles de los lujanes, fuego, resistiendo tus ataques mientras la isla llora. La vida de los abuelos fue dura, vivieron la muerte de tres hijos y otras tragedias familiares. Pero supieron salir adelante trabajando la tierra, aunque tuvieron que dejar Juncalillo después de cinco años sin llover- DESCUBRE TODA LA HISTORIA EN ESTE >>>ENLACE<<<

Esta pista tiene varios accesos y enlaces, desde el barranco del Sao subiendo por Fagagesto hacia los Llanos del Galeote, cerca del Pinar entrada asfaltada seguir ruta. Desde Fuente Bruma bajando por el Lomo, conectas con la anterior y continúas a la izquierda hacia barranco Hondo cruzando todo El alto de Palomino, con pequeños enlaces a visitar en tierra de fácil tránsito y curiosas vistas. Y la última opción subir desde barranco Hondo por el andén sobre la Ermita y hacer el recorrido inverso.

Palomino tiene el encanto de cumbre, paisaje agreste y peculiar, la magia de lo desconocido y al fondo el macizo montañoso de Tamadaba, O las presas de lugarejos o Los Pérez, abajo. Si recorres los recovecos interiores puedes asomarte al abismo del Valle de Agaete encima del Hornillo y sorprenderte por la inmensidad de sus tierras, puedes comer en Fagagesto –en el Pinocha- o en Barranco Hondo, en las tiendas, puedes visitar la Cueva Ermita de la virgen de Fátima. O perderte en un alquiler rural en una visita al Risco Caído y sus alrededores. Ir de compras de queso entre cortijos, todo con el encanto cautivador de una isla sorprendente de rincones por descubrir.

Conócela, recórrela y descúbrela. Y Cuida tu isla.

Un relato de Feli Santana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.