MONAGAS, CASERÓN Y EL MOLINETE

La verdad que, con estos calores, el paseo en moto se torna menos apetecible, salvo que elijas zonas muy a la merced del alisio. Todos los grandes barrancos del norte grancanario. Sin duda el mejor escenario abarca desde San José del Álamo, hasta los altos de Guía. Medianías y algo de cumbres. Teniendo multitud de opciones para seguir disfrutando de la aventura de descubrir. 

La aventura de hoy es apta para todo tipo de motos. Y nos haremos un paseo por los jardines más bonitos de esta isla mágica, por su cara agrietada y escondida, llena de exuberante vegetación y que sus escorrentías invernales desaguan hacia el gran barranco de la Virgen. Por ello es fácil encontrar fuentecillas, en las barranquillos tapizados y grandes masas de árboles frutales mezclados con laurisilva. 

Vamos a partir del pueblo del Zumacal. A él accedemos por el siguiente cruce de derecha pasado escaso kilómetro del bar Los Chorros GC-307, desde el núcleo del Zumacal, seguimos la principal hacia el Sobradillo y Carpinteras. 

Este paseo denota el excelente paisaje verde que mantiene los sofocos del verano, aunque muchas de las fotos son de la más absoluta primavera, la carretera es también llamada Avda. del Cabildo Insular, hasta cerca de la Iglesia de la Virgen del Carmen, dejando atrás el cruce del Lance, que nos sale por la derecha, nosotros, continuamos hacia el Sobradillo, y si miramos hacia el barranco que cae a nuestra derecha. 

Encontramos todo el diseminado de Monagas, a un nivel considerable. Lleno de cuevas aborígenes que llega hasta el cruce del Sobradillo, seguimos de frente y entraremos por el Lomo de Shaman, o Los Pinos -a la derecha- para bajar por la Ermita de la Virgen de la Silla. Un lugar con un encanto espectacular que adorna toda la zona baja de las Carpinteras. 

Siguiente cruce derecha, en dirección a Carpinteras baja al viejo Molinete que mira al barranco como paso imprescindible del camino de las Vueltas de Aceró. Que conectaba los municipios de Valleseco y Moya. El caserío de Las Tosquillas con sus casas canarias, pinta de colores este hermoso lugar que complementa con la multitud de plantas floreadas de gran porte. 

Regresamos al cruce anterior, ya que no hay salida al menos para nuestras motos y remontamos hacia las Carpinteras Altas, salpicadas de esos rincones maravillosos, que nos ayudan a entender la aventura de descubrirlos. 

Podemos continuar por el Lomo de las Troyanas hasta remontar a la GC-305 para volver a Valleseco o bajar a Valsendero. O seguir sorteando infinidad de cruces que nos siguen desvelando lugares con encanto. Regresando hacia Sobradillo por el lomo Los Pinos o por Zamora. En cualquier caso, se lo seguiremos desvelando en próximos rincones grancanarios. 

Descubre, conoce y sobre todo cuida tu tierra canaria, tan hermosa y frágil a la vez.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.