HOYA DE TROYA, ASOMADA Y LA LECHUZA

La Vega de San Mateo ha gozado siempre de innumerables pagos aledaños o barrios colindantes, al ser un municipio de altura sobre los 900 metros todos sus enclaves junto a su posición geográfica no escapan a los extremos de las estaciones, siendo el frío ejemplo de resistencia y el calor sofoco del verano. 

Hoy vamos a pasear sobre sus barrios altos, en un recorrido bastante ameno y vistoso, a la vez que rico en paisaje rural y de montaña. Para evitar confundirles con las partidas o llegadas localizamos un punto inicial que va a resultar el instituto de Bachillerato de San Mateo, situado en Cuatro Caminos, en la carretera GC-41 La que va desde San Mateo al municipio de Valsequillo. A escasos 2 kilómetros de San Mateo, nos encontraremos una rotonda que indica el lugar de partida. 

Apto para todo tipo de motos. Preferiblemente media cilindrada, las pistas son estrechas y de recovecos con buen asfalto. Vamos a partir hacia San Mateo de nuevo y a escasos 100 metros encontramos el cruce de la Asomada que entra a la izquierda. Antes de subir por él, vamos a conocer la Hoya de Troya, que está justo al lado de la entrada el cruce más a la derecha señalizado como camino sin salida, hay que entrar escaso kilómetro, vamos a recorrerlo en su interior con muchas fincas cercadas y vegetación abundante, llegamos a las casas de la Hoya de Troya al final, cerca del Barranco de los Chorros que vemos hacia el fondo, con la Montaña Cabreja en lo alto, mirador distinguido del pueblo de San Mateo. 

Volvemos de la primera incursión y subimos por la pista de La Asomada – La Lechuza, hasta ganar su línea de casas vistosas señalado como la Asomada, con su tiendita de aceite y vinagre, justo a sus espaldas, encontramos caldereta o el volcán de Troya, un cono volcánico de considerable tamaño que ha mantenido erguido la vega alta, de La Lechuza, y desde donde se prolonga una nueva visión de altura y ruralidad.

Hemos superado los mil metros de altura y las cumbres de Gran Canaria se alzan altaneras sobre el barranco del Gamonal, que baja de Siete Fuentes y Camaretas, avanzamos hacia el próximo cruce para encontrarnos la plaza de la Lechuza y su excelente bochinche “La Cantina” comandado por Carlos, al que recomendamos para variar escenario, por precio y variedad. 

Las opciones para continuar descubriendo la ruta son variadas, y podemos continuar por el Lomo de los Ingleses por la casa del agua arriba, hacia Camaretas y Las Mesetas, o al otro sentido hacia el Lomo las Cuevas para enganchar junto a la taberna motera, la GC-15 la continuidad de bajar hacia el pueblo de San Mateo, o subir hacia las cumbres. Son varias opciones interesantes que seguiremos destilando en rincones de Gran Canaria. 

Conoce, descubre y cuida tu isla

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.