CARDONERA, SAN NICOLÁS Y GARCIARUI

Siempre recordamos el enorme poder de selección que tiene las medianías de Gran Canaria, en cuanto a rutas alternativas, ello es debido a la gran población rural que existe y ocupa todos los espacios de los valles, montañas y barrancos. A menudo estas pequeñas poblaciones o fincas privadas se convierten en lugares de paso y conexión con otros tantos sitios que vamos adivinando en el paseo. 

El barranco de García Ruiz, llamado así en toponimia legal y “graciarui” en el habla de los paisanos más antiguos del lugar, nace en las vaguadas de La Gavia, donde comienza a llamarse La Pepina y luego pasa a definir el termino de Graciarui, unos kilómetros más abajo, desde donde comienza nuestra ruta de hoy. 

Antes tomamos el punto de partida como referencia en la entrada del cruce de la Gavia de la GC-80 al GC-803 justo en la Higuera Mayor. Subimos la cuesta y el primer cruce que encontramos a izquierda  a un kilómetro que indica Garcia Ruiz nos desviamos dejando la montaña del Palmital y la GC-803  para iniciar el descenso por la Orilla de la Cardonera. La visión del barranco desde esta altura es espectacular, con la cresta de los picos y el Lomo de la Gavia enfrente, al fondo Valsequillo y las cumbres centrales .

Bajamos hasta el fondo del barranco, y después de visitar los enlaces avanzamos por el cauce de buen pavimento entre fincas de naranjeros y frutales de verano, hasta que divisamos un núcleo poblado con un armonioso conjunto. Este lugar se llama San Nicolás, una antigua hacienda de familias ricas, con ermita y devoción a San Nicolás, que hoy restaurada se conserva manteniendo el encanto del barranco, como punto de referencia y tradiciones de familias, continuamos bajando entre múltiples fincas amuralladas que esconden vergeles de hortalizas y frutas de tiempo. 

Esta parte del barranco es arenosa de la ceniza volcánica que generó el gran cráter de Bandama al otro lado del Palmital y el barranco de Las Goteras. Debió transportar la ceniza el viento kilómetros, hasta más allá del Lomo del Rayo y la ladera norte de la Montaña Las Palmas, convirtiendo este barranco en un profundo tajo de bancales de excelente crianza de bodegas y viñedos, pronto llegamos al cruce con la GC-810 la carretera que sube de Telde por Higuera Canaria y pasa por el Valle de San Roque, justo en el cruce podemos optar por subir a Valsequillo por San Roque o bajar a Telde. A la izquierda.  

En cualquiera de las dos opciones encontramos otros paisajes hermosos llenos de vida rural y rincones que pasan desapercibidos a nuestros ojos, a no ser que decidas dedicarles un paseo pausado y de reconocimiento para disfrutarlos. 

Nosotros seguiremos descubriendo, los Rincones de Gran Canaria.

Sin prisa pero sin pausa.

Conoce, descubre y sobre todo cuida tu tierra.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.