AV AFIRMA QUE GOBERNAR ES FÁCIL SUBIENDO IMPUESTOS

AV RADIO           Los concejales de Asamblea Valsequillera, Juan Carlos Atta y José Antonio Perdomo, y la militante del partido, Cristina Boissier, mostraron su contrariedad por los “500.000 euros al año por uno de los dos créditos solicitados, que tendrán que pagar los valsequilleros a partir de 2015 y hasta 2022. Estos pagos, señalaron, son fruto de “veinte años de mala gestión del grupo ASBA”.

                    El ex concejal de Hacienda, José Antonio Perdomo, reiteró en el programa Valsequillo día a día, de Radio Valsequillo, las críticas contra el actual gobierno por no haber aprobado el presupuesto. «Estamos a 17 de julio y no tenemos ni el borrador ni el proyecto de presupuestos de Valsequillo. Esta norma es el acuerdo más importante que se toma en el pleno, porque nos afecta a todos. Ahí se recogen los ingresos y los gastos. Este grupo de gobierno improvisa y no tiene claro hacia dónde ir. Sobrevive al día, y eso es lo peor que hay para la gestión de un presupuesto municipal. El de 2013 fue aprobado cinco días antes de acabar el año, algo que no había ocurrido nunca en la historia de Valsequillo».

 

                   La militante de Asamblea Valsequillera, Cristina Boissier, apoyó el argumento de su compañero de partido, y recordó que «sin una brújula clara, el barco va la deriva, y jamás se alcanzará el objetivo. Aquí, incluso, parece que ese objetivo claro, ni siquiera existe». El presupuesto, añadió Perdomo, «es un documento orientativo», y, «legalmente, en 2014, estamos con un presupuesto prorrogado de 2013 que se aprobó a cinco días de acabe el año. Un buen gobierno, de las primeras cosas que se plantea, es en definir los objetivos, para desarrollarlos en el presupuesto, que es la hoja de ruta para alcanzarlos».

                    El presidente de AV, Juan Carlos Atta, respondió a la edil Fabiola Calderín, y le recordó que el presupuesto de 2011 se aprobó de forma definitiva el 28 de marzo. Cuando en junio llegaron al gobierno, hacía más de tres meses que el presupuesto estaba aprobado. No es cierto que no tuviesen el presupuesto aprobado», aclaró. El mayor retraso durante la legislatura anterior, recordó, «fue el de 2010 por un recurso presentado por el grupo ASBA, que, por supuesto, estaba en su derecho de hacerlo». Este año, añadió, «en el caso de que se lleve al pleno de julio, como pronto, se aprobará en septiembre», avanzó.

                    José Antonio Perdomo recordó que en 2012, «el presupuesto se aprobó tarde y se generó una deuda extrapresupuestaria de casi un millón de euros, por lo que el ayuntamiento tuvo que acogerse a un Plan de Pago a Proveedores, que tendrá que pagar el pueblo. Entre 1999 y 2007, la deuda no contemplada en presupuesto fue de más de tres millones de euros, con lo que tuvo que solicitarse otro plan de pagos. Todo esto es por no planificar ni presupuestar. De ahí, la subida de impuestos, fruto del derroche y el mal gasto», censuró.

                    “Muchas veces», continuó Juan Carlos Atta, «la gente puede pensar que desde la oposición todo se puede ver muy fácil. Pero los vecinos pueden comprobar que, en la pasada legislatura, había orden y concierto para gestionar, con cabeza, en función de los recursos que tenía, y fruto de ello, pese a lo que diga el alcalde, conseguimos reducir la deuda en casi un millón de euros. Deuda generada por el grupo ASBA. Nosotros bajamos consecutivamente el IBI, mejoramos los servicios en cuanto a cantidad y calidad. Este grupo de gobierno dice que aumentamos la deuda, pero no dice cuándo ni cómo, ni presenta ningún documento oficial acreditativo». Además, reiteró, «no se subieron los impuestos, pese a que se nos pidió que aumentásemos la tasa de depuración. Y nosotros dijimos que no».

                   El gobierno de Canarias, recordó, «afirma que Valsequillo no cumple ninguno de los requisitos de salud financiera, excepto, claro, el de recaudación». Este grupo ha convertido a Valsequillo en el segundo municipio más endeudado de Gran Canaria, y el octavo de toda Canarias. ¿Fruto de qué? De veinte años de mala gestión, de gastar más de lo que se tenía. ¿Y quién lo paga? Los vecinos. Qué fácil es gobernar así…». A partir de 2015 y hasta 2022, «los vecinos tendrá que pagar en intereses de los préstamos que ha pedido el Ayuntamiento de Valsequillo casi 500.000 euros al año».

                   José Antonio Perdomo avisó que, antes de las elecciones, «el gasto se dispara y muchas facturas se quedan en el cajón, poniendo en peligro el equilibrio financiero municipal. Si a partir del año que viene, por uno de los préstamos son 500.000 euros al año de intereses, por uno solo de los créditos. ¿Y cómo se atienden los servicios y a los vecinos?», se preguntó José Antonio Perdomo.

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.