¿ES BUENO HACER EJERCICIO CON AGUJETAS?

Realizar una actividad física moderada es fundamental para llevar una vida saludable aunque durante los primeros días puede provocar ciertas molestias

Realizar ejercicio físico de forma habitual es fundamental para estar en forma y llevar un estilo de vida saludableAdemás, también te ayudará a modelar tu figura y tener un cuerpo más tonificado y libre de grasas. Sin embargo, los primeros días que realizamos ciertas actividades físicas podemos sufrir ciertas molestias. Se trata de las agujetas. Seguro que si durante el verano te has tomado un descanso del gimnasio y ahora lo has retomado sabes de lo que te hablamos.

Si un día te pasas con el entrenamiento, realizas ejercicios diferentes a los que tu cuerpo no está acostumbrado los días siguientes notarás ciertas molestias en los músculos. La pregunta que surge entonces es si debemos descansar hasta que las agujetas desaparezcan o si es mejor continuar con la actividad física para paliar esas molestias. Vamos a contarme cómo hacer ejercicio con agujetas.

¿Qué son las agujetas?

Las agujetas son pequeñas micro-roturas que se producen en los músculos cuando realizamos actividades a las que no estamos acostumbrados. Suelen aparecer cuando entrenamos por primera vez tras un tiempo de inactividad o cuando realizarnos ejercicios a los que nuestros músculos no están acostumbrados. Normalmente las molestias desaparecen a los pocos días.

¿Es bueno hacer ejercicio con agujetas?

Normalmente los dolores causados por las agujetas suelen ser leves y desaparecen a los pocos días. Sin embargo, los días que suframos estas molestias no debemos estar parados ya que esto no mejorará nuestras molestias.

Así que ante la pregunta de si es bueno hacer ejercicio con agujetas la respuesta es sí. Quedarte tirado en el sofá hasta que se vayan las molestias no es una opción recomendable.

Lo ideal es seguir realizando el mismo tipo de ejercicio que en un principio provocó las agujetas pero hacerlo de un modo menos intenso. Así, poco a poco, nuestro músculo se irá acostumbrado a ese ejercicio concreto y las agujetas se irán momento en que podremos hacer el ejercicio con La misma intensidad que el primer día e incluso más.

Si las agujetas son muy fuertes lo mejor es que durante uno o dos días realices solo estiramientos específicos de la zona dolorida y tengamos un descanso activo.

Los mejores remedios contra las agujetas

Nuestras abuelas siempre recurrían al vaso de agua con azúcar para acabar con las agujetas, algo que parece no funciona demasiado bien. Sin embargo, sí que hay algunos trucos y costumbres que puedes aplicar para evitar la aparición de las agujetas o mitigar sus molestias si ya han aparecido.

Algo fundamental para evitar las agujetas es estirar bien los músculos después de realizar el ejercicio. Esto facilitará la movilidad y evitará los dolores bruscos al día siguiente. Igual de importante que los estiramientos al final de los ejercicio es hacer un buen calentamiento previo a estos.

La alimentación también puede ayudarnos a acabar con las agujetas. Es recomendable tomar alimentos ricos en magnesio, una sustancia que acelera el ritmo de nuestra recuperación muscular.

Además, tomar una ducha o un baño caliente tras el ejercicio y realizar un masaje en la zona afectada también puede aliviarnos esas molestias y relajar la zona afectada.

PATRICIA PÁRAMOS (LA PROVINCIA)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.