EL “CAPOCANNONIERI” DE LECCE

Pablo Rodríguez empieza a brillar con luz propia en el Lecce, equipo de la Serie B italiana. El delantero de Valsequillo suma cuatro goles en los seis partidos que ha jugado desde que superó una rotura de fibras que retrasó su debut hasta diciembre.

Pablo con la camiseta del Lecce

La infinita factoría de talentos en el fútbol grancanario tiene ya un nuevo punto geográfico al que tener en cuenta. Lecce, la ciudad del sur de Italia, y que tiene a su club en la Serie B tras descender la pasada temporada, puede gozar de la pólvora de Pablo Rodríguez en la punta de ataque del conjunto transalpino y que ya ha surtido de cuatro goles en los seis partidos que ha podido disputar tras superar una rotura de fibras que viene lastrando desde la pasada temporada y que le impidió debutar hasata el 27 de diciembre del año pasado frente al Vicenza.

Precisamente ese día, a Papá Noel se le debió quedar un presente en el saco y se  lo dio al delantero de Valsequillo dos días después de navidad. Que mejor forma que jugar, saltando por primera vez al césped con tu nueva camiseta y hacerlo con un gol. Y encima cuando solo pudo jugar once minutos. Lo suficiente para darle los tres puntos al equipo.

“Pablo Rodríguez suma cuatro goles en los seis partidos que ha podido jugar en la Serie B con el equipo italiano tras una rotura de fibras”

Y es que a eficacia goleadora y rendimiento en cuestión de minutos nadie le gana al grancanario. En sus botas acumula 214 minutos en seis partidos. Pero esa escasa cuantía no le ha impedido ver portería hasta en cuatro ocasiones. Un gol cada 53 minutos. Registros reservados para los auténticos capocannonieris del fútbol.

Pero sí resulta sorprendente que la cuantía de minutos que ha jugado el delantero valsequillero no se debe a que su entrenador no confié en él, sino que una rotura fibrilar que le ha venido lastrando desde la pasada campaña no le ha permitido jugar más con el Lecce.

“En el vestuario me dicen que hablo demasiado, pero es que no se apaguen”, bromea

Ya en la anterior campaña se pudo ver a Rodríguez como se resentía de esas dolencias cuando anotó uno de los goles en la final de la Youth League donde el conjunto blanco venció al Benfica por 3-2 y donde tras ver portería tuvo que abandonar el terreno de juego aquejado de los dolores y que le impedían moverse con soltura. Aquella vez honró a su entrenador Raúl González con el gol del cojo.

Hoy, medio año después, su nuevo técnico, Eugenio Corini, está encantado de poder contar con Pablo en sus filas. Después de que el grancanario participara activamente en los dos tantos que le dieron la victoria al Lecce frente al Cremonese (1-2) con una diana y una asistencia, solo tuvo palabras de felicidad hacia él: “Ha tenido un impacto enorme, es un chico con unas cualidades enormes desde el punto de vista atlético y en una visión mayor todavía se le puede exprimir más el talento extraordinario que tiene”, expresó el técnico en rueda de prensa.

Al respecto de las palabras  positivas de Corini, el jugador se muestra igual de contento. “Sé que míster confía mucho en mí y me estando haciendo tener cada vez más continuidad en el juego. Es lo que necesito debido a todos los infortunios y problemas que he tenido hasta ahora. A partir de aquí solo me queda seguir trabajando con la misma humildad que siempre intento mantener”, añadió el punta sobre su entrada en el once del equipo italiano.

Porque formar parte de la delantera del Lecce no está barato. El de Valsequillo tiene que pelear con Massimo Coda, que suma 11 tantos y es el tercer máximo artillero de la Serie B; y con Mariusz Stepinski, que ha visto portería en 6 ocasiones. Aún así, Rodríguez sabe que está en un proceso de crecimiento como jugador y que tiene que aprender día a día.

“En el vestuario hay buen ambiente, me han tratado muy bien desde el  primer día y ahora no tengo tantos  problemas con el idioma, hasta mis compañeros dicen que hablo demasiado, pero tengo que dejar claro que es para que no apague el espíritu”, traslada Rodríguez sobre sus compañeros en la caseta.

Pablo celebrando la consecución de un gol

Tranquilidad que le están ofreciendo en el club, tal como confirma Abián Morano, su gestor personal-también acompañó a Mauro Icardi en su paso por Italia-, como su padre Paco Rodríguez, que ahora se siente más tranquilo que al principio de la aventura, “cuando la madre tuvo que acompañarlo los primeros meses para que se asentara”, afirma el progenitor.

Lo que tiene claro Pablo es que quiere triunfar en el Lecce, que actualmente está en la séptima plaza de la Serie B y que tiene que “mejorar en el físico, ya que el Calcio es un fútbol distinto en el que priman más las  transiciones y el uno contra uno””, subraya el delantero con la confianza que le acreditan los cuatro tantos que han valido por el momento ocho puntos de forma directa en cuanto a sus cuatro goles y que espera  seguir metiendo muchos más.

DAVID RODRÍGUEZ (LA PROVINCIA)

VÍDEO DE LOS CUATROS GOLES CONSEGUIDOS POR PABLO EN EL LECCE:

https://as.com/futbol/2021/02/15/videos/1613428062_335287.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.