ZAMORA, EL PRADO Y LANZAROTE

En estos días de sofoco veraniego, el paisaje cambia de traje y lo que era un paraíso verde de bucólica imagen, se está convirtiendo en campos secos de pastos altos y amarillentos paisajes veraniegos. Junio es la puerta inminente al verano y en los pagos del sur ya antes de semana santa dejan la marca del sol de Canarias.

Ahora le toca al centro, medianías y norte que empieza a ceder el verde de la hierba, al ocre de los pastos. La buena noticia es que la fruta de verano isleña, comienza a madurar y ahora la estampa es de frescura y apetitosos frutos; albaricoques, damascos, sandías, melones, peras, fresas, picotas, y esas delicias que nos recuerdan el placer del campo.

La ruta de hoy es para todo tipo de motos, y nos vamos a situar en los resquicios del norte en la divisoria de una de las vertientes mas bellas de Canarias; Valleseco, barranco de la Virgen, nuestro punto de partida lo haremos desde El Mirador del Balcón de Zamora, contemplando un paisaje hermoso debajo de la montaña el barranco de Madrelagua.

Avanzamos por la GC-21 para rodear el aparcamiento e incorporarnos por la carretera de la derecha, que nos lleva en un pasaje estrecho hacia el Lomo del Castaño, pasamos un primer cruce tomando la segunda de izquierda que baja y seguimos de frente en el siguiente cruce hasta la calle del Codeso, y subiendo hasta llegar a la GC-305 seguimos izquierda 30 metros para subir frente del velatorio de Valleseco por la siguiente pista que sube al Lomo entre las casas la calle Pablo Romero.

Nos sube un buen trecho y nos lleva hacia el Prado, un lugar con encanto perdido donde nace el barranco del Caserón, cruce en la Hoya del Prado subimos siempre la general, hasta ganar altura, después de algunas paellas ganamos una nueva dimensión en la altura. 

Las crestas montañosas que tenemos a la izquierda mirando al sur, se encuentra el Mirador del Siglo, donde habría que llegar caminando. Dejamos el siguiente cruce de la derecha que baja la ladera hasta Valsendero, y seguimos subiendo Lomo arriba hasta descubrir la divisoria del Lomo del Prado, con el espectáculo del barranco de los Andenes y todas las vaguadas que surcan uno de los paisajes mas castigados por el fuego de hace unos años. 

Las cumbres que vemos arriba son las de Pinos de Galdar, o los Moriscos y las vistas que nos regala la otra vertiente es toda la depresión desde el Cortijo de Caldereta Lanzarote, el lomo de Madrelagua, hasta el pueblo de Valleseco, todo en una sola mirada, espectacular. Estamos sobre los 1.100 metros de altura y en invierno es un paisaje entrañable de unos colores y cercanía auténtica. 

Continuamos lomo arriba por entre casas diseminadas y pequeños bosques de eucaliptos. Hasta encontrarnos con la GC-21, desde ahí tenemos dos opciones, continuar hasta el siguiente cruce de Cueva Corcho, cumbres, o bajar por los Lavaderos a degustar y conocer este pequeño municipio de Valleseco que guarda una buena oferta de restaurantes y servicios por todo el valle hasta el pueblo, podemos sortear diferentes enlaces dentro del pueblo, o bajar lomo abajo, buscando nuevas perspectivas, no olvides hacer las fotos de rigor y descubrir lo cotidiano y entrañable que se esconde en los «Rincones de Gran Canaria». 

Conoce, descubre y cuida tu tierra

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.