RELATOS CORTOS

CAPRICHOS EN TESTEINA 

Bajo la luz de la luna un cuadro enfoca Gustavo Medina y es que en Test​eina la luz es un misterio en la noche, un capricho en la Geria por Tías se esconde, observar cómo baja la galaxia a jugar con la tierra dormida y en su calor la magia enciende pasión, bajo una luna llena radiante.

Trabaja el artesano en cazar la más bella durmiente, de las islas de lava hiriente. Formas en un paisaje vivo y dormido, callado y con cupido, cuánto romance en tus montañas vagas y extrañas y en Lanzarote vive un amor diferente en la mirada y sencillo en esplendor, tierra de palmeras, lava y rofe, donde las hadas juegan con tu estampa y hasta en sueños suscitan magia.  

CUEVA DE HERMINIA

Y ese espacio antiguo de mar y tierra, quiso la evolución milenaria tallar en las rocas, una cueva abierta al Atlántico y Herminia la llamaron.

Y el guardián de los mares hizo un pacto para guardar su entrada y su misterioso capricho cierra el paso al curioso y en ella una playa descansa, la de las sirenas blancas que escuchan las melodías de las noches majoreras, con cielos de estrellas iluminadas y mares azules de conchas doradas.

El pacto milenario, de la tierra y el mar artesano que escondió su trabajo a los ojos de los humanos y sólo unas mareas permiten el paso una vez al año por septiembre, con el agua mansa y por la cintura.

Entonces el misterio convirtió la cueva de Herminia en un deseo aventurero y hasta allá acuden curiosos y bucaneros, una imagen desvela el tesoro natural, que sigue estando custodiada por el mar. 

 

SUEÑOS A LA DERIVA

A veces viene en sueños con un candil, vaga buscando algo que no encuentra, rebusca entre las cortezas dormidas, los campos yermos de hojarascas, un otoño gris ausente, que siempre se repite, que niega identidad.

Pero está ahí y a veces parece la muerte merodeando rastros de vida, es bella su silueta en la estampa, casi sugerente en su andar. Mientras todos duermen, ella busca a alguien, esta vez no quiere asustarle, parece que quedan pocos, solo sombras que se mueven, todos han huido, ya no quedan más.

El bosque es el teatro que mantiene su lealtad, a cambio le decora sus tinieblas, cuando hermosa viene a buscar, no caigas en su verdad, ella ya está muerta y no le importa más que encontrar.

FELI SANTANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.