RUTA: LAS VEGAS – CUASQUÍAS – LAS VEGAS

Nuestra ruta comienza en el barrio de Las Vegas, al lado de la iglesia y la cancha deportiva. Tenemos un amplio aparcamiento donde podemos dejar rutavlos coches sin ningún problema y si vienes en transporte público también las paradas están justo al lado del aparcamiento.

Iniciamos la ruta bajando por la Avenida de Las Vegas donde tomaremos el Camino de La Linde para llegar al Barranquillo de La Palma donde se dará información interesante sobre parte de nuestro Patrimonio Cultural.

rutav2   rutav3  

rutav4En una de las incursiones de la Guardia Civil en esta zona de La Vegas en busca y captura de Juan García “El Corredera”, cuentan algunos testigos (en esa época eran niños que dormían en las cuevas del Barranquillo de La Palma) que siendo de noche, les dio el alto al Corredera, como no hizo caso, comenzó el tiroteo hacia el sitio que creían que estaba escondido. La sorpresa vendría con la llegada del día cuando vieron que era un becerro que se hallaba estacado en uno de los cercados del barranquillo.

http://www.cartaetnograficagc.org/ficha.php?cod=09454&desc=PARTIDORA+DE+ALMENDRAS+DE+ANTONIO+P%C9REZ+D%CDAZ-COMERCIO-TALLERES

Atravesando un senderito por tierras de cultivo llegaremos al Barranquillo de La Fuente para tomar la carretera asfaltada que nos lleva a Las Haciendas.

              rutav5      rutav6

rutav7    rutav8

   rutav9         rutav10

 La subidita por Las Haciendas se las trae por lo que tendremos

que aplicarnos y respirar bien. Las vistas de los almendrerosson

preciosas desde esta zona, no en vano la llaman El Jardín.

La Finca de La Haciendas.

Después de la Conquista los repartimientos de tierras que se llevó a cabo por orden de los Reyes Católicos a través del gobernador Pedro de Vera permitió la división de las propiedades dependiendo de la calidad social de los repobladores o por haber participado directamente en la Conquista de Canarias.

Aunque aparecen diferentes dueños en el siglo XVI de La Hacienda  en Las Vegas de Los Mocanes, como Francisco Carrión y los García del  Castillo, hoy nos centraremos a partir de Los Tellos de Medina que también fueron  dueños de la finca y que pasaron a manos del Licenciado y Prior de La Catedral D. José de Cabrera y Linzaga  en la segunda década del siglo XVII procedente de la provincia de Guadalajara, aunque su padre era canario.

Cuando adquirió la finca de Las Haciendas de Los Mocanes su extensión era de 8 fanegadas de tierras cultivables y 2 fanegadas de arrifes.

Cuando D. José de Cabrera y Linzaga hizo testamento destinó la finca a una obra Pía para hacer una ermita en honor a San José, que era su patrón, en su pueblo natal de Chiloeches en la provincia de Guadalajara. Efectivamente cuando murió hubo que vender la Finca para tal fin.

rutav11

En ese momento la Finca poseía agua en propiedad procedente de Botija, un ganado que, según el año, tenía entre 60 y 100 ovejas 

del que se comercializaba la carne, la lana y el queso, La Hacienda tenía colmenas para vender la miel pero la producción principal de La Hacienda aparte de los cereales, el trigo y la cebada, eran las almendras, la viña, aceitunas, ciruelas y peras que se vendían en Telde.

El vino parece ser que era de mala calidad por lo que se le trataba y se convertía en aguardiente anisado que tenía más aceptación.

 

La Hacienda de Los Mocanes estaba  pertrechada con todos los aperos de labranza necesarios para la actividad de la Finca, poseía además, dos bodegas, un lagar, alambique para la transformación del vino, vivienda y oratorio con la imagen de San José, la de 

Nuestra Señora de La Concepción y un altar con su Ara consagrada para que no tuvieran que desplazarse para recibir las misas correspondientes.

Se vendió la Finca por 80.000 Reales y se destinaron para la construcción de la Ermita en su pueblo natal que, parece ser, está en semiruina hoy en día.

El siguiente comprador fue El capitán Don Fernando Calimano hasta llegar a  El Marqués del Buen Suceso de éste a Don Emilio Suarez Fiol que se hizo con La Hacienda en 1940 y que más tarde serían Los Colegas sus dueños para en la actualidad  regentarla un grupo de empresarios con el nombre de Costumbres y naturaleza S.L.

Termina el asfalto para seguir subiendo por pista de tierra que nos llevará hasta Cuasquías pasando previamente por La Casa del Humo donde se adentra el sendero hacia El Barranco de Los Cernícalos que dejaremos para otro día, eso sí, disfrutando de las flores de los almendreros y de las retamas con su perfume característico.

 rutav12   rutav13

Estamos en la degollada del Morro de La Abejerilla por donde bajaba un sendero hacia

Castillo por la Cañada de La Umbría Blanca. Antiguamente la gente de La Atalaya de Santa Brígida venían aquí para cortar la retama, las cortaban en ramos que guardaban en La Cueva de Las Flores, situada en este mismo barranquillo para llevarlas en grandes haces para La Atalaya y al mercado en Las Palmas.

 rutav14   rutav15

En Cuasquías abandonamos la pista de tierra para bajar por un sendero hacia el pinar de El Cabezo donde nos acomodaremos para dar buena cuenta de la comida que llevamos a la ruta.

 rutav16  rutav17

 rutav18   rutav19

Ya repuestos seguiremos bajando por el sendero que nos orientará de nuevo a la pista de tierra pasando al lado de la Cantonera de la Caseta del Agua y de aquí al final de nuestro recorrido de hoy, es decir, al aparcamiento de Las Vegas.

rutav20  rutav21

      rutav22

rutav23

UN POCO DE LA HISTORIA DEL AGUA

Finalizada la conquista de Gran Canaria en 1483 comienzan los repartimientos de aguas y tierras entre los militares, mandos reales, financieros de la guerra y colonos de la isla. El agua procedente de la cumbre quedó vinculada a las tierras bajas para cuya gestión surgieron las heredades o heredamientos (Heredad de Arucas-Firgas, Heredad de Las Palmas, Heredad de la Vega Mayor de Telde…). Los caudales una vez abastecida la población se encauzaban hacia las explotaciones agrícolas existentes en la época (cañadulce, hortalizas, frutales, granos,…).

En un principio, cuando las propiedades se traspasaban por herencia o por compra venta la tierra y el agua iban juntas, teniendo cada trozo de tierra su proporción de agua de acequia secundaria que se recogía en los barrancos o cuenca hidrográfica por medio de una acequia principal.  Con  el paso del tiempo y la colonización la propiedad del agua fue sufriendo cierta privatización por medio de ventas separadas, donaciones, etc, con lo cual comenzaron a surgir los primeros problemas y disputas lo que dio lugar a la aparición del “alcalde de aguas”, una figura que se encargaba de dirimir los conflictos que se generaban.

Paralelamente a este hecho, como el aprovechamiento del agua no era perfecto parte de ella se perdía barranco abajo en el mar, surgiendo pobladores como Luis de Armas que mediante providencias reales se hizo con la propiedad de estas aguas, consiguiendo cada vez más prebendas intentando monopolizar las pérdidas desde los nacientes, lo que originó fuertes enfrentamientos y litigios eternos, pues dicho control perjudicaba enormemente a las comunidades de riego que veían mermada la capacidad para atender sus plantaciones. De ahí que se produjeran acciones drásticas de roturas de acequias, etc. El papel jugado por Luis de Armas y sus privilegios sobre la explotación del agua fue el primer eslabón del que ha sido a lo largo de la historia, el negocio más lucrativo de las islas.

rutav24Debido a esta problemática entre finales del S XIX y principios del XX, con la nueva legislación estatal del agua, las heredades se transformaron en comunidades de regantes.

Durante este proceso tiene lugar en 1802 la creación del municipio de Valsequillo, teniendo una identidad propia separado de Telde. Tras la creación del municipio y en medio de la conflictividad existente por la propiedad del agua y la carestía generalizada, se inicia una pugna entre Valsequillo y Telde a causa del control que tiene el Heredamiento de la Vega Mayor sobre los nacientes que afloran en la cumbre valsequillera. Debido a ello se producen continuos enfrentamientos, usurpaciones y retribuciones para compensar la situación hasta que finalmente llegan a un acuerdo. A pesar de ello continuaron surgiendo algunas disputas y roturas de tuberías y acequias, para cuya vigilancia surgió la figura del acequiero, que se encargaba de controlar que toda la red estuviera en perfecto estado.

En cuanto a la   ingeniería hidráulica del agua cabe destacar que existen todo un conjunto de elementos para la distribución tales como acequias, canales, decantadores, aliviaderos, etc.; pero quizás una de las estructuras más destacada fue la introducción de la cantonera o pesadero ya que la precisión en cuanto al reparto estaba dando serios problemas y se requería de un medidor que posibilitara una mayor precisión, sobre todo con el aumento del fraccionamiento de la propiedad del agua. La cantonera constaba de varias troneras por las que dejaba salir el agua una vez fuera marcada la medida con la regleta existente para tal fin. Aunque inicialmente las cantoneras se construían a cielo abierto, posteriormente se les colocó una caseta de mampostería para evitar los robos de agua.

En lo referente a la distribución, inicialmente el caudal principal va por la acequia real que luego se ramifica en acequias secundarias para hacer llegar a cada propietario el líquido según su turno o dula que el ranchero reparte según las horas, minutos o segundos que corresponda a cada uno. Según el caudal el volumen en Gran Canaria el volumen se media  en azadas (volumen acumulado en 12 horas de caudal), correspondiéndole de 9 a 10 litros por segundo; en Tenerife e islas occidentales se medía en pipas que representaba unos 480 litros.

En cuanto a las obras de captación existían: las minas, las galerías, los pozos y  los pozos-galería.

ENLACES DE INTERÉS PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA HISTORIA DEL AGUA EN CANARIAS:

http://mdc.ulpgc.es/cdm/ref/collection/MDC/id/136952

http://jornadasdeculturadelagua.wordpress.com/2012/07/11/la-cultura-del-agua-en-gran-canaria-por-francisco-suarez-moreno-2/

http://www.historiadecanarias.com/canarii/15/conflictos-por-el-agua-en-gran-canaria-tras-la-conquista

http://www.estodotuyo.com/2011/04/13/el-patrimonio-cultural-del-agua/

Para los que quieran almorzar en Las Vegas el lugar ofrece buenos restaurantes; El Guajara, La Culata I y La Culata II. Donde podrán disfrutar de magnífica gastronomía.

rutav25

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.