TODOS A LAS URNAS

ronalEl mandato de Sánchez ha provocado una unión que destapa la verdadera ideología de Ciudadanos -de centro, decían- tras su alineamiento con la derecha (PP) y la extrema derecha (Vox). Tres partidos que comparten más de lo que les gusta reconocer y que han hecho frente común para destronar al «usurpador», como les gusta llamar al legítimo presidente del Gobierno. Los insultos, improperios y descalificativos «de barra de bar», como brillantemente definió David Ojeda en su columna semanal, hacia el ejecutivo solo confirman la pasta de la que están hecha los líderes de estas fuerzas que ya lograron asaltar Andalucía, y que ahora se preparan para metas más ambiciosas.

«Los resultados de las andaluzas deben servir de ejemplo de lo que puede pasar si no se vota. El 28 de abril, todos a las urnas»

 

Los andaluces pecaron de indolentes y su ejemplo debe servir de aviso. Su escasa participación en las elecciones provocó la sorpresa y, ahora la derecha controla una Comunidad Autónoma acostumbrada al PSOE. Por eso será fundamental votar -siempre lo ha sido-. Acudir a las urnas y confirmar que los españoles dicen sí al diálogo y no al extremismo, a la crispación y a los bandos. El tripartito llevaba clamando por unas elecciones desde la moción de censura, pero Casado quería un superdomingo electoral el 26 de mayo y dejó su habitual chascarrillo porque las elecciones serán en semana santa. «Sánchez quiere aprovechar que muchos estaremos de procesiones y quizá piense que no iremos a votar», expresó el del PP. Y eso que sabe que en esas fechas los religiosos -más propensos a darles su papeleta- no suelen salir de vacaciones para participar en los actos. La cuestión es quejarse y ponerse la venda antes de la herida.

Porque, ¿qué dirán si la derecha pierde el 28 de abril? Se quedarían sin nada que reivindicar y tendrían que reinventar su discurso para explicar el fracaso. «Me sirve cualquier partido que defienda la unidad de España, los toros y la paella», decía Bertín este fin de semana. Ahí tienen una base para empezar. Ya se dejaron la voz en Colón el 10 de febrero en una manifestación en la que los tres líderes políticos dijeron lo que la masa quería escuchar, sin importar la veracidad de sus palabras. Pocos días después reconocieron que «igual en ciertos aspectos faltó exactitud». Imagínense el percal para que lo hayan admitido.

En cualquier caso, la derecha ya está unida, ahora falta esa coordinación en la izquierda. Eso y que la gente se moje. De nada vale quejarse desde casa, hacer un tweet ingenioso y mostrar rechazo a los modos de los extremistas si no hay movimiento. Y si el tripartito extremista gana, pues tocará hacer una oposición responsable y exigente. Nada más. No habrá insultos y llamadas a las armas, eso es cosa de otros. Pero que la derrota se dé con más de un 80% de participación. Que sea lo que quieren los españoles, y no las consecuencias del pasotismo. Por ello, el 28 de abril todos a las urnas. Aunque sea por memoria de nuestros padres y abuelos, aquellos que estuvieron 40 años sin poder decidir.

RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.