SIN CONSENSO, SIN PARTICIPACIÓN Y A DESTIEMPO

“Nos traen el presupuesto de este año a finales de julio, sin escuchar a los demás grupos, sin la participación de los vecinos y el alcalde tiene la desvergüenza de criticarnos por abstenernos. Los apoyos hay que ganárselos y este señor, desde que tiene mayoría, no ha contado con la oposición, ni con los vecinos, para los tres últimos presupuestos”.

juan carlos atta 3El pleno municipal aprobó este lunes las cuentas del año 2018 presentadas por Asba y PSOE. Unas cuentas que llegaron al arco municipal con siete meses de retraso y que tendrán una vigencia de sólo cuatro meses (puesto deben ser sometidas a exposición pública).

En los últimos siete años, el grupo Asba no ha presentado un sólo presupuesto antes del mes de julio. En 2013 llegaron a llevarlos a pleno a falta de cinco días para acabar el año. “Esto demuestra la importancia que este grupo de gobierno y los anteriores, le dan a los presupuestos municipales: ninguna. Y eso que hablamos del documento más importante que elabora el Ayuntamiento cada año. Para Asba y PSOE se ha convertido en un mero trámite administrativo”, critica Juan C. Atta, portavoz de Asamblea Valsequillera.

 

Sin consenso y sin participación vecinal

“El único motivo por el que nos podríamos haber planteado apoyar estos presupuestos es que hubiesen contado con la opinión y el punto de vista de los partidos de la oposición y de los vecinos y vecinas. Pero este grupo de gobierno ni siquiera ha abierto la posibilidad del diálogo. Los apoyos hay que ganárselos y el alcalde, desde que tiene mayoría, no ha contado con la oposición, ni con los vecinos, para los tres últimos presupuestos” afirma el portavoz de AV.

Asamblea Valsequillera manifestó en 2016, que el grupo de gobierno tendría su apoyo si había diálogo, participación y consenso. Sin embargo el grupo de gobierno no ha contemplado esa posibilidad en ningún momento y aún así, Asamblea Valsequillera se abstuvo en la votación del lunes.

El PSOE, cómplice

Esta forma de proceder, en la que no existe el diálogo, la puede llevar a cabo el grupo Asba porque cuenta con el apoyo cómplice del Partido Socialista de Valsequillo. Al inicio de la legislatura, cuando el gobierno estaba en minoría, la mayoría de los temas se consultaban, se debatían y se consensuaban. Pero desde que se ha conformado una mayoría absoluta, Asba y PSOE le dieron la estocada de muerte a la Junta de Portavoces, en donde se debatían los temas importantes para el municipio.

“El PSOE, el partido que decía que venía a cambiar y mejorar las formas de hacer política en Valsequillo se contagió muy rápido de los vicios de Asba. No ha sabido, ni ha querido  hacer valer su voto decisivo. Su concejal ha preferido apostar por la comodidad” critica Juan C. Atta.

Oposición constructiva

Aún con todo lo expuesto, el portavoz de Asamblea Valsequillera le reconoció al grupo de gobierno el acierto de haber logrado importantes inversiones para el municipio. “Lo reconocimos y lo dijimos públicamente. Deseamos que todas esas inversiones se lleven a cabo sin problemas, sin retrasos y que supongan un mayor bienestar para nuestros vecinos. Sin embargo, desde el grupo de gobierno el nivel de autocrítica es cero. Deben creer que son perfectos e infalibles”.

 

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.