LA UTILIDAD DEL VOTO

RONALDPues no, el coronavirus no lo trajo Podemos. Ni tampoco el PSOE por haber pactado con los rojos. Por mucho que le reconcoma verles en el poder a parte de la derecha y a un sector de sus votantes. Porque no son todos, claro que no. Solo los más viles se aprovechan de una pandemia mundial que está dejando miles de muertos en España para hacer política e intentar atacar a un gobierno que, haga lo que haga, para ellos siempre lo hará mal.

«Gracias a nuestra elección en las urnas, la ruina económica que precederá a esta crisis no la pagará solo la clase obrera»

 

Sí, los que acusan a Sánchez de reaccionar tarde y de no haberse protegido contra el virus a tiempo tienen razón. Él mismo lo ha reconocido. Es lo que tiene enfrentarse ante algo inédito, plantar cara a un problema sin precedentes de los que aprender ni manuales que seguir. Imposible no cometer errores. Y si no que se lo pregunten a China, Italia, EE UU o Inglaterra. Ellos tardaron aún más en confinarse. Tenían más muertos cuando dieron el paso. Y valorando esto, igual se podría entender que la dificultad de gestionar una crisis como esta es monstruosa. Pero oye, si hay gente que lleva mejor la cuarentena despotricando sistemáticamente y pensando que todos los dirigentes del mundo son unos ineptos, pues allá ellos. Cada uno se consuela como puede.

A mí lo que me reconforta es que la mayoría de medidas, como la de prohibir los despidos por enfermedad, ante las terribles consecuencias que el Covid-19 va a dejar en nuestra economía, impedirán que paguen los de siempre. Es decir, los más vulnerables. La mayoría de los trabajadores recuperarán su puesto y no se permitirá a los empresarios utilizar a la clase obrera como escudo ante las cuantiosas pérdidas.

Y esto es gracias a un gobierno de izquierdas. Aquí es donde se ve la importancia de las ideologías y cuando se demuestra que algunos partidos sí son capaces cumplir con sus promesas. Qué pena que la coalición progresista no haya llegado antes para haber frenado a tiempo una privatización de la sanidad pública que ahora nos está condenando. Al menos, esto nos ayudará a valorar la importancia del voto. ¿Se imaginan que fuera Casado quien estuviese gestionando la crisis? El mismo que criticó a Sánchez por haberse puesto en manos de la ciencia para afrontar este problema. O Abascal, que aboga por abandonar a los inmigrantes ilegales ante el virus. Si no fuera por nuestra decisión, ahora estaríamos en manos de aquellos que aplauden las limosnas del que explota a niños y evade impuestos.

RONALD RAM ÍREZ ALEMÁN

{jcomments on}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.