Viernes, Febrero 22, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

QUE VIENE EL COCO

rodriguez podemos        En estos tiempos convulsos que nos ha tocado vivir vemos día sí día también como arrecian las críticas al grupo político que ha sido capaz de llevar muchas de nuestras opiniones y por ende muchas de nuestras frustraciones al parlamento para que las escuchen los señoritingos politiquillos de postín que hablan muy bien y si te paras a escucharlos hasta te convencen de que quieren ayudarte, pero nada más lejos de la realidad, no se confundan queridos lectores, esos y esas que nos adulan cuando se refieren a nosotros y se les llena la boca con elogios fatuos son las mismas que llevan años y años utilizándonos como al papel higiénico ese que una vez usado pierde su nombre y si hoy nos aluden constantemente es porque han visto peligrar sus poltronas y todos los beneficios que de ellas derivan que no son pocos y ¿por qué surge ese temor? Creo que cualquiera que tenga dos dedos de frente y piense sin hacer caso de los vociferantes periodistas vendidos y creadores de opinión, entonces es muy fácil darse cuenta de que el “Coco” de toda esa pléyade de prestidigitadores venidos a menos, ese monstruo de siete cabezas, ese demonio con cuernos, rabo y apestando a azufre se llama Podemos.

       podemos mani     En la vida tiene uno pocas satisfacciones, sobre todo después de llegar uno a adulto y darse cada vez más cuenta de que la vida es un puro teatro y que llegados a un punto nos dejamos llevar como boyas a la deriva hasta que un día la muerte nos sorprenda. Pero mis niños chiquititos yo en este momento tengo un subidón de adrenalina gracias a esos chiquillos revoltosos que han puesto patas arriba el panorama político y lo que dure durará. Espero que no nos defraude a todos los que confiamos en ellos a pesar de los inconmensurables azotes que reciben desde su creación hasta hoy, pero los medios de comunicación no van a hacer que decaiga nuestro ánimo quizás porque al igual que Atahualpa Yupanqui seamos “galopiadores contra el viento”. Podemos surge a raíz del desencanto de las clases desfavorecidas con respecto a la política y en vista de que la supuesta izquierda era tan ineficaz como la derecha pura y dura pues surge esta marea que empieza con protestas en las calles y hoy las vemos en el parlamento: surge este movimiento a causa de la crisis y por la ineptitud de los políticos de turno (la mayoría ajenos a las penurias de la gente de a pie) de arreglar los problemas, entonces mucha gente como agarrándose a una tabla de salvación decidieron sumarse a este movimiento con su apoyo, pero inmediatamente se encendieron todas las alarmas a derecha e “izquierda” y no cesaron de meterle miedo a la gente del peligro que representaban estos chiquillos que habían conseguido revolucionar el panorama político. Nos tratan de asustar diciéndonos que van a aplicar la misma política que Venezuela, por cierto, país que celebra periódicamente elecciones y según los observadores internacionales se hacen de forma correcta y, sin embargo, hay un pseudo periodista que semana si semana también califica de dictadura, sin ir más lejos en los últimos comicios celebrados en dicho país ganó con diferencia la oposición y todavía sigue este nefando personajillo llamando dictadura al gobierno de Venezuela, nunca le he oído criticar por qué existe la cárcel de Guantánamo. Por otro lado dicen también que Podemos nos quiere sacar del euro, aparte de ser mentira ¿quién en Europa tiene lo que hay que tener para obligar a Inglaterra a que entre también en dicha moneda? Mucha de la gente que en principio se adhirieron a este movimiento y luego convencidos por la propaganda del sistema le han retirado su apoyo creyendo a pies juntillas todas esas patrañas; hace poco estuve en Madrid y en corto espacio de tiempo vi varias manifestaciones sobre todo de persona mayores, supongo que preferentistas, cabreados con toda razón contra esos que meten miedo con respecto a esos jóvenes, entonces se me pasó por la cabeza que algunos de esos ancianos lucharon en su día para que hoy tuviéramos un gobierno democrático y hoy luchan contra ese mismo gobierno por no defender sus intereses.

            Si Podemos es efecto del desencanto popular, Ciudadanos es efecto de Podemos al cual han vendido como lo mismo, pero más suave. Cualquiera que escuche a sus representantes saldrá inmediatamente de la duda. Muchos lo han tachado como “marca blanca” del P.P. y ni lo afirman ni lo desmienten, pero de lo que no hay duda es de que con este grupo y el miedo que ha calado profundamente en la sociedad han hecho cambiar la intención de mucha gente que en principio creyeron a Podemos, pero luego cambiaron de parecer. Y es que el poder tiene muchos tentáculos y no podían permitir a estos intrusos que le estropearan el juego político, o sea, que todo vuelva a ser como antes; votamos cada cuatro años, hacen con nuestros votos lo que les da la gana y volveremos a votar en las próximas elecciones y el único cambio, si es que se produjera tal, sería de poltrona que no de política. A mi modo de ver los dos partidos autodenominados mayoritarios sólo se diferencian en las siglas, por supuesto me refiero a sus representantes porque los afiliados y simpatizantes si les supongo fidelidad a sus respectivos principios.

            Solamente un tonto puede creer que existen personas infalibles y mucho menos grupos de personas, está claro que estos chiquillos cometen errores y los cometerán, pero esa no es la cuestión porque es un supuesto que hay que asumir, lo que no se puede perdonar bajo ningún concepto es, no que se equivoquen, sino que nos mientan como han hecho los ineptos que hasta hoy hemos votado y encima que vemos como todos los días desayunamos, almorzamos y cenamos con corrupción y los partidos que se ven salpicados por ese fenómeno, más de moda cada día, tienen la desfachatez de advertirnos sobre los peligros que se cernirían sobre nosotros si saliesen votados por mayoría esos chiquillos que tanto temen, aquí me sobreviene un dejá vú. ¡si hombre! eso de ¡este momento ya lo he vivido!

            Cuando oigo hablar de izquierda moderada y veo que quienes defienden esa postura son gente acomodada autodenominadas progresista y prefieren que sus hijos estudien en colegios privados, hablan un sofisticado lenguaje, les gusta viajar en coches oficiales, etcétera, me acuerdo de una canción de José Larralde: “Tengo amigos en el gobierno, tengo amigos en la zanja y entre el arriba y el abajo, que grande se ha hecho la franja”. La izquierda es izquierda y punto, ni extrema ni moderada. A algunas personas el médico les quita el café y como tienen tanto vicio lo beben descafeinado, pero son conscientes de que no toman café auténtico; con esto de la política pasa cuatro cuartos de lo mismo, lo que pasa es que muchos autodenominados de izquierda parece que le están pidiendo permiso a la recalcitrante derecha de este país que cada vez tiene menos complejo por mostrarse como derecha pura y dura, permiso y comprensión, mientras su política se descafeína por momentos; lo que tienen es chirgo, como diría Panchito Guerra que en paz descanse.

                                                                                               Agustín Del Pino Calderín

Se ha inventado el pecado, y ¿pa´que sirve?

Pa´poder ubicar cuatro palabras que son:

Eso no se hace.

Se ha inventado el castigo, y ¿pa que sirve?

Justamente pa´que otro pueda hacer lo que Usted no debe hacer

José Larralde, Herencia p’a un hijo gaucho

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar