Jueves, Abril 25, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

AÑO ELECTORAL

  Vividores de la política          Se acercan las elecciones, pero no siento el prurito de casi todas las mismas que ha habido hasta hoy día. Puede ser que se esté uno haciendo viejo o a lo mejor me pasa como a unos chiquillajes de mi tiempo que siempre estaban de juerga y un día le dijo un pureta a otro: “estos jodíos no paran, empatan un tenderete con otro” y el otro le contestó sabiamente: “tu déjalos que ellos tocan fondo”. Quizás me pase eso a mi también, que ya toqué fondo y no me excite ya la margarita que deshojé en el pasado o que mi ilusión porque las cosas cambien a mejor entró en una vía muerta. No me quiero apuntar a la lista de los autodenominados apolíticos, no creo que exista ni uno, pero mi motivación relacionada con la política está en este momento bajo mínimos. Cuando hablo de la política me refiero a ella de manera general, o sea, la local, insular, regional, la de aquí, la de allá y la de acullá.

        vividores de la política    Cuando vemos individuos que llevan treinta años viviendo de la política con un discurso desgastadísimo y con una cara de cemento armado dirigiéndose al público como si se creyera lo que dice y, lo que es peor, esperando que nos lo creamos, a uno se le cae la moral un poco más abajo del suelo y se pregunta uno cómo es posible que estos petimetres estén ahí viviendo de la sopa boba; a quién pueden engañar semejantes personajes, cómo hacen para que crean en ellos y los sigan apuntando en las listas, cuándo les darán la patada en el culo y que vivan de lo que produzcan…, se me agolpan las preguntas sobre estas bípedas rémoras que con sus finas manos y su granítica cara seguirán viviendo de la cosa pública y todavía dirán que “trabajan” demasiado.

            Los votantes tenemos la posibilidad de elegir y, por ende, cambiar gobiernos, lo que pasa es que pensamos con la cabeza y votamos con el estómago y de ahí que sea tan difícil lograr cambios y parezca que la historia vuelva a repetirse una y otra vez y volvemos a ver las mismas caras sermoneándonos como si fuéramos chiquillos chicos a los que hay que contarles un cuento para irse a dormir. Y es que da la sensación de que estamos dormidos, o adormilados, con su ronroneo y a última instancia volvemos a creer en sus huecas palabras que nos suenan paternales. Como en la película Matrix, parece que nos hubiésemos tomado la pastilla azul en vez de la roja y nos despertáramos en la cama creyendo lo que quisiéramos, o sea, inventándonos la realidad y persiguiendo por siempre jamás el palo y la zanahoria. Dicen que un emperador romano dijo a punto de morir: “bajen el telón, se acabó la farsa”, este señor se nos adelantó unos cuantos años con toda la tecnología y los adelantos de hoy.

    vividores de la política        La política es una actividad noble y bella si se hace con honradez, pero llegan los “políticos” profesionales y afean tan comprometida tarea. Por otra parte están los pseudo-analistas políticos que comentan día sí y día también su punto de vista respecto al panorama político y es curioso como viéndoseles el plumero, nieguen pertenecer a tal o cual partido. Si analizan las opiniones de esta otra facción de parlanchines vende humos que, como decía Tito Fernández, cobran por engañarnos, verán que se parecen a los analistas deportivos, todos tienen la solución de los acontecimientos venideros, pero si dan en el clavo es producto de la casualidad.

            Este año está cargado de elecciones y nosotros los votantes podríamos ser los verdaderos protagonistas si no solo pensáramos serlo y nos decidiésemos a serlo de verdad, si actuamos con honestidad pensando en la generalidad a todos nos irá mucho mejor, pero si lo hacemos pensando aquello de, ande yo caliente ríase la gente, puede que nos favorezca de manera individual, pero si no es así, a esperar otros cuatro años como totorotas.

            Aristóteles decía que si tienes una piedra en la mano, tienes dos posibilidades, o bien puedes lanzarla, o te quedas con ella en la misma, ahora bien, si la lanzas perderás las dos oportunidades. Pues con el voto pasa lo mismo así que a pensar bien lo que hacemos aunque se encuentren decepcionados con respecto a la política como me pasa a mí.

                                                       La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos

                                                                                          Louis Dumur

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar