NACIONALISMO RESPONSABLE Y SIN PRISAS

         juan manuel gr         Como nacionalistas canarios tenemos la obligación de ganarnos día a día la confianza de nuestro pueblo y de explicar con seriedad nuestra manera de entender y de ejercer la política en unos momentos en los que los nacionalismos están sufriendo los mayores ataques de desprestigio por parte de un sector muy considerable de la prensa centralista española.

               La Comunidad Autónoma de Canarias está vinculada a una estructura estatal por medio del Estatuto de Autonomía, y a una estructura supraestatal, la Unión Europea, a través del artículo 249 del Tratado de Funcionamiento de esa Unión, y no ha de cejar, desde la perspectiva nacionalista, en mejorar su posición dentro de esos marcos jurídico-políticos.

¡¡155 Y CIERRA ESPAÑA!!

      155 cierra  Finalmente el Gobierno de la Nación (¿una, grande y libre?) aplicará el polémico artículo 155 de la Constitución e intervendrá la Generalitat de Cataluña, cesando al Govern al completo y otorgando al presidente Rajoy la facultad para disolver el Parlament y convocar elecciones, cosa que hará en un plazo máximo de seis meses.

       Así se aprobó en el Consejo de Ministros celebrado el pasado sábado, después de que el PP pactara con el PSOE las medidas con las que se concreta la aplicación del artículo de marras. Un artículo que no se ha aplicado nunca y cuya redacción, dicen los juristas, es una copia de otro que figura en la Constitución de Alemania donde tampoco ha sido aplicado nunca.

AUTOGOBIERNO DESDE MADRID

MatiasValles           Mariano Rajoy todavía no ha hablado con Carles Puigdemont, una gentileza mínima antes de despedirse. El “no” ganaría un referéndum en condiciones por la independencia de Cataluña. Bajo estas premisas, la aplicación del estado de “excepción”, por utilizar el término a que recurre el Gobierno, obedece más a las urgencias por asfixia de populares y socialistas que a la restauración de términos tan vagos como la “convivencia”, la “normalidad” o la “legalidad” en una de las regiones más significativas de Europa.

          La citada “normalidad” consiste en que gobiernen PP y Psoe, por este orden. De ahí que, con el pretexto de una crisis catalana a la que han contribuido en la medida de sus posibilidades, populares y socialistas liquidaran el Estado de las autonomías en cuanto fuente de disgustos electorales. El ejemplarizante desmantelamiento de la Generalitat y demás instituciones autonómicas debe servir de escarmiento a las restantes comunidades casquivanas, pero sobre todo a los partidos insolentes que pretender alterar el turnismo español.

NO ES (SOLO) POR LA INDEPENDENCIA. ES POR LA DIGNIDAD, LA VERGÜENZA

       NEONAZIS     A la torpe tropa ppera no le bastó con mandar a las policías imperiales el uno de octubre a maltratar físicamente a personas catalanas indefensas. Una semana después, envía a las hordas nazis y falangistas a maltratar la dignidad. A insultar y amenazar, brazo en alto, torso desnudo, luciendo svásticas y águilas, a una gente cuyo único delito es querer decidir sobre su destino.

            “PP y C’s ceden a la ultraderecha el liderazgo en movilizaciones y redes sociales contra el 'procès' catalán” ha titulado, con claridad PÚBLICO. Y con eso, los partidos que usurpan los nobles apelativos de “popular” y “ciudadanos”, con la ardorosa compañía del otro, el antaño socialista y obrero, se han hecho cómplices y responsables de las fechorías de esas hordas nazis y falangistas que han acudido, desde todas las partes del estado, para recorrer las calles de Barcelona, amenazando, arrebatando y quemando esteladas y, para que no quede duda de su bestialidad, insultando a policías, estorbando a bomberos en su trabajo y agrediendo a periodistas inmigrantes.

LA CONSTITUCIÓN ES MUCHO MÁS QUE EL ARTÍCULO 155

   NICOLAS            Felipe González y Aznar fueron presidentes del Gobierno español. Alfonso Guerra y Rajoy (actual presidente) actuaron como respectivos vicepresidentes.  Los tres primeros reclaman la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española en Cataluña; Rajoy lo activa. El 155 posibilita la intervención del Gobierno en una comunidad autónoma “si ésta no cumpliere las obligaciones que la Constitución […]”. Sin embargo, los mismos demandantes y el inflexible Rajoy no se caracterizan, precisamente, por el exquisito cumplimiento de otros artículos constitucionales que amparan básicos derechos ciudadanos.

Página 46 de 66