ESTOY INDIGNADO

maneMe indigna, me indigna ver a dos días de las elecciones como aparecen panfletos que no dejan tiempo para la réplica, panfletos propagandísticos muy alejados de la realidad, panfletos que nos trasladan a lo más oscuro de la historia en la política de Valsequillo.

Sé que todo esto no hace bien a la democracia en ningún sitio y no hace bien porque si yo tengo por bandera la verdad sé que da igual el dar tiempo a la réplica, porque no tengo nada que ocultar, porque soy transparente. Pero ya vemos que para algunos la transparencia brilla por su ausencia.

PAPELUCHOS ELECTORALES

francisco joseHablaba una compañera que vino a Gran Canaria desde Madrid y me comentó algo que le había sorprendido muchísimo en nuestra isla: la enorme cantidad de carteles electorales que poblaban nuestras calles. Este fue el inicio de una intensa charla en la que debatíamos si de verdad es eficaz o no para los partidos gastarse un pastizal forrando farolas y paredes con las caras de los candidatos en pleno siglo XXI, el de la era digital.

Ella, que suele viajar por toda la geografía peninsular, se mostraba perpleja por la ingente cantidad de formaciones políticas que colgaban de los postes, algo que aseveraba no había visto en otras localidades como, por ejemplo, Madrid donde reside.

UNA MIRADA DISTINTA DESDE EL OTRO LADO DEL CHARCO

VENEZUELAHay algo que desde hace un tiempo quería expresar públicamente, por supuesto desde el debate y la buena fe.

Creo que es muy saludable para la Libertad de los pueblos y de las mentes de los mismos, dar una visión distinta a la que dan los medios afines al poder fáctico y gubernamental además de que siempre exista pluralidad política. Y aquí la hay, lo que no siempre de una manera imparcial.

Dicho esto, creo que es importante tener en cuenta unas cuantas cosas en el “caso Venezuela”. Es importante saber que quien crea la crisis en Venezuela es: por un lado, la crisis mundial y la crisis del petróleo y por otro lado, la política financiera del chavismo y los bloqueos de países externos. Una vez que se produce todo esto, hay que sumarle algo realmente alarmante, el bloqueo interno que ejecutan las clases adineradas y poderosas del mismo país, algo realmente alarmante y que los ciudadanos de a pie a lo mejor no están valorando en su justa medida. Sin entrar en detalles, para no hacerlo muy tedioso, la clase media y baja sufrió y sufre un linchamiento bestial, que con el paso del tiempo ya afecta a todas las esferas del país. Cabe recordar que el chavismo, aprovechando su legitimidad democrática, cambia leyes que le dan más poder al gobierno y que deja en sus manos, casi exclusivamente, el país.

YO LO TENGO CLARO, ¿Y TÚ?

unidas podemosTras las movilizaciones del 15M allá en el 2011 me sentí totalmente identificado con todas sus consignas y apoyé cada vez que tuve oportunidad la lucha de los indignados en contra del deterioro que estaba sufriendo la sociedad en general por culpa de la mala gestión política, de los abusos de la banca y de las imposiciones abusivas del capitalismo contra una clase obrera y clase media que se las veía y deseaba para salir adelante. Y ese apoyo personal lo adquirí por mejorar nuestro futuro más inmediato dada la desidia y abandono de lo público por parte de quienes nos han gobernado hasta ahora, teniendo claro que para mí una cosa es España y otra bien distinta Canarias.

EL VALOR DE LA SINCERIDAD

"Algunos parecen dar por sentado que en esta sociedad una mentira o un eslogan repetidos hasta la saciedad, acaban por convertirse en verdad"

segismundoLa sinceridad es el modo de expresarse sin mentiras ni fingimientos e implica el res­ peto por la verdad. Como los demás valores, no es algo que debemos esperar de los demás, es un valor que debemos vivir para ser dignos de confianza. Es un valor que caracteriza a las personas por su actitud congruente, que mantienen en todo momento, basada en la veracidad de sus palabras y acciones.

Parece sencillo decir siempre la verdad pero resulta una tarea muy dificultosa para algunas personas y, sobre todo, en el campo de la política como comprobaremos en la campaña electoral en la que promesas, propósitos de enmienda, acusaciones, discusiones, declaraciones en busca de un titular en los medios de comunicación, etc., etc. van a intentar llevar a los ciudadanos el convencimiento de lo que es mejor para ellos. Protagonistas de todo ello van a ser una serie de personas de muy variados estilos, preparación, credibilidad y sentido del servicio a la ciudadanía y que sufren por estas fechas de una amnesia preocupante y achacarán a otros los defectos de ellos mismos, haciendo gala así de una falta de sinceridad. Se intentará introducir el desequilibrio y crear un clima de crispación y de intriga en el que muchos políticos se desenvuelven a las mil maravillas porque quizá sea lo único que saben hacer. Todo un mosaico de actitudes va a estar a la disposición de quien quiera verlo y analizarlo y comprobar quizá que cada vez hay menos ideologías y más intereses.

Página 5 de 49