Miércoles, Julio 24, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

PAÍS DE VERGÜENZA, POLITICUCHOS DE VERGÜENZA

discapEstos días me han comentado que en la seguridad social no hay malamente enseres ni medicamento, un triste betadine, o gasas. Encima las farmacéuticas no les venden marcas porque hay otros países que sí les pagan las medicinas a como tiene que ser, de ahí que tiren de genéricos, que son medicamentos fabricados en países que vete a saber tú dónde. Ellos se rigen por el control de calidad mínimo que les permite entrar a competir en el país, que les exige el mínimo control de calidad.

Es de todos sabido que las grandes farmacéuticas tienen un nombre y un prestigio, y su control de calidad y filtros en materia prima siempre será mayor que cualquiera de las de la quinquina.

 

Bueno, a esto le sumamos que la bolsa de las pensiones están saqueadas y que a todas las asociaciones sin ánimo de lucro, asociaciones que cubren muchas necesidades básicas en formación y terapias para muchos niños y adultos dependientes. Son acciones que deben de darse desde las administraciones públicas, ya que muchos padres se ven a la hora de recibir un diagnóstico teniendo que acudir a estas asociaciones, para que sus técnicos te guíen. Técnicos pagados muchas veces con el sacrificio de los padres y madres, que acudiendo a sus amigos y allegados, sacan rifas y artículos en venta para ganar un dinero que se nos niega desde las instituciones. A estas asociaciones se les desestiman proyectos vitales para sus usuarios.

Puedo estar toda la tarde enumerando situaciones y compartiendo la problemática que tiene esta sociedad por culpa de la falta de dinero.

Y me dicen que todos los consistorios municipales o una gran parte de ellos se han subido el sueldo, un sueldo que encima en muchos casos para ganarlo necesitan de técnicos, verdaderos artífices de su gestión. Me dicen que no hay dinero para tantas y tantas cosas de primera necesidad social y son tan cínicos de querer cobrar más que un médico, con guardias y todo.

País de vergüenza con politicuchos de vergüenza, que muchos no tienen ni la capacidad de gestionar un hogar y quieren cobrar más que aquel que salva vidas o se enfrenta a un incendio, sin importarle su vida, pensando que ahí hay vidas humanas para salvar y familias enteras que proteger.

MANÉ

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar