Domingo, Mayo 26, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

VENDO MI VOTO

manolo ojedaQuerido amigo, imagínate que se le ocurre a alguien montar una asociación de votantes que se dedique a captar socios que quieren vender su voto.

Te puede parecer una barbaridad pero es, prácticamente, lo que hacen los partidos políticos, pero con el agravante de que ellos venden nuestro voto sin pedirnos permiso.

Si tú votas a un partido y después de las elecciones hacen un pacto con otro que no tiene nada que ver con lo que tú querías, deberías tener derecho a que te devolviesen el voto. Es como si te compras unos zapatos y después de pagarlos te los cambian por otros.

Por eso me parece bien que decidas vender tu voto a una asociación y te comprometas a votar por el partido que aprueben entre todos. A cambio recibirías el pago que corresponda por tu lugar de residencia porque, según nuestra ley electoral, no vale lo mismo el voto de un gomero o de un herreño que el tuyo o el mío, que como vivimos en Gran Canaria nuestro voto vale una mierda.

 

Ya puestos y para hacer más atractiva la propuesta, la asociación podría conseguir que, en caso de que el partido que elegimos ganase las elecciones, nos abonaría una cantidad extra para uso y disfrute de los asociados.

En Canarias hay más de 300.000 pensionistas y si todos votaran por el mismo partido alcanzaríamos la mayoría absoluta, así que, ya sabes dónde tenemos que buscar a los asociados. Pensarás que estoy chocheando, Gregorio, pero teniendo en cuenta el descaro de nuestra clase política gobernante, la propuesta tiene bastante sentido.

Ya no hay quien se dedique a la política con la intención de servir al ciudadano, Gregorio. Solo están los profesionales de siempre que se ocupan de poner nuestro dinero al servicio de sus intereses.

Votar no sirve de gran cosa, y con el tiempo te vas dando cuenta de que la diferencia entre la dictadura y la democracia es que los dictadores te obligan a hacer lo que ellos quieren, pero los demócratas también, solo que lo hacen con tu consentimiento.

Parece increíble que la honestidad esté en desuso y que solo sirva de argumento para ilusos trasnochados que no llegan a ninguna parte.

Pero no se puede luchar contra una administración política que se ha especializado en conducirnos según sean sus intereses. Una estructura difícil de superar porque cuenta con toda la información y los medios económicos que nosotros mismos le hemos proporcionado.

De ahí los intentos del 15M o de la Primavera Árabe, y más recientemente de los Chalecos Amarillos franceses, Volt Europa o el DiEM25 de Varoufakis, que quieren partir directamente de la voluntad del pueblo sin pasar por las estructuras políticas tradicionales tal como las han establecido.

Ya hay un tufillo dulzón en el ambiente que anuncia la llegada de elecciones y uno sigue preguntándose lo que puedes hacer para que cambien las cosas.

Un abrazo amigo y hasta el martes que viene.

CARTAS A GREGORIO-MANOLO OJEDA

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar