Martes, Octubre 15, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

EL REPAGO DEL AGUA

juanka2El título de este artículo refleja una realidad clara y objetiva que se da en Valsequillo: los vecinos de este pueblo pagamos dos veces por el agua que consumimos en nuestras casas. La pagamos, la primera vez, cuando la empresa Aguas de Telde nos pasa el recibo por el agua que consumimos, y la volvemos a pagar, de manera encubierta, cuando la empresa Valora nos pasa el recibo por la depuración de aguas residuales.

He denunciado en varias ocasiones, y lo voy a continuar haciendo hasta que se cambie la forma de aplicar esta tasa, que el objetivo de la misma es puramente recaudatorio. Y me explico. Si una familia de Valsequillo consume, por ejemplo, 87 metros cúbicos de agua en un semestre ¿qué cantidad de esa agua vierte al alcantarillado para que sea depurada?

Si tenemos en cuenta que en la mayoría de los hogares de nuestro pueblo se hace de comer, se limpia la casa, los coches, se riegan las plantas o los pequeños huertos, etc. con el agua de abasto ¿cuánto habría que descontar a los 87 metros? Coincidirán conmigo en que la cantidad sería importante ¿no creen?

Sin embargo, en Valsequillo, cuando nos aplican la supuesta tasa por depuración de aguas residuales, lo que nos están cobrando es la totalidad del agua que entra en nuestras casas y no la que vertemos al alcantarillado. El grupo Asba da por supuesto que toda el agua que entra en nuestras casas, termina en el alcantarillado. Y, como he explicado, no hace falta ser un lumbreras para comprobar que esto no es cierto.

Así que, cada vez que abra el grifo del agua, piense que Asba se la está cobrando dos veces: la primera, cuando le llegue el recibo de Aguas de Telde y, la segunda, cuando le venga el recibo de la supuesta de tasa de depuración, que habría que rebautizar como “Tasa por repago del agua”.


Esta es la forma de gestionar del grupo Asba: esquilmar y quebrar las economías familiares de nuestro pueblo, para cuadrar las cuentas de un ayuntamiento al que ha convertido en el segundo más endeudado de Gran Canaria.

Cuando en la legislatura anterior la empresa Aguas de Telde propuso, en dos ocasiones, a José Miguel López “Pipo”, la puesta en marcha de esta tasa de depuración, su respuesta fue un no rotundo. “No podemos cargar con más impuestos a nuestros vecinos cuando peor lo están pasando, por culpa de esta crisis” decía. Así que, en aquellos años, el ayuntamiento asumió, íntegramente, el pago al Cabildo.

Desafortunadamente, la realidad ha cambiado. Ahora tenemos un grupo de gobierno que no sólo ya no se hace cargo de pagar la depuración, sino que aplica esta tasa de manera injusta y con claros fines recaudatorios, consciente de que el agua es un bien del que no podemos prescindir, ni sustituir.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar