Jueves, Noviembre 21, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

Manifiesto contra la dependencia

foto 12La situación de dependencia extrema en la que han ido hundiendo al Archipiélago Canario, ya no se le puede esconder a nadie. Los penúltimos apretones de tuerca (los últimos se están gestando en estos momentos), nos lo han puesto claro y transparente.

Durante las últimas décadas de esta larga singladura de la explotación de nuestro archipiélago, se nos han ido cerrando sistemáticamente salidas de supervivencia, en parte gracias a la imprescindible connivencia de sicarios locales al servicio de una Hacienda ajena.

 

El listado es interminable, desde la venta de esclavos de los siglos XIV y XV a las levas de Flandes de 1665, el Tributo de Sangre vigente hasta 1778 y las hambrunas que llevaron a nuestra gente a huir de una isla a otra y de todas a América. Es una lista continua y sin pausa, en beneficio del Estado que nos administra, y que ha estrangulado persistentemente nuestra economía y frenado constantemente nuestro progreso. Recordemos a la C.R.E.P., los impedimentos a la pesca, a una flota naviera exportadora canaria, la succión del Banco de Canarias, la desaparición de las empresas tabaqueras, la implantación de multinacionales de la construcción, la invasión de las grandes superficies que iban a abaratar nuestra cesta de la compra, la incrustación de más sucursales bancarias por metro cuadrado del Estado español, las multinacionales de hostelería y agencias de viajes, los monopolios de Trasmediterránea o Iberia, hasta llegar a la operación Cajas de Ahorros, gestada años atrás.

 Durante siglos, mediante el recurso a los mercenarios de siempre, han fomentado la fragmentación de nuestra sociedad y nuestro territorio, provocando y utilizando los piques interinsulares, nos han ido enclaustrando en unas aguas interiores de 24 millas que tampoco nos dejan ni gestionar. Nuestra condición de dependientes y la venta del Sáhara, convierten los más de 600.000 kilómetros cuadrados de nuestro mar en aguas marroquíes, que no en internacionales, y con una mediana para hacer surf.

De nada nos vale disponer de forma inagotable, amplia y limpia de energía solar, eólica o maremotriz en todas las islas, geotérmica en Lanzarote, La Palma, El Hierro, Tenerife, Gran Canaria. Todas ellas hacen del Archipiélago Canario un lugar privilegiado para alcanzar la independencia energética. Todas ellas son fuente de riqueza perpetua y podrían sostener una enorme red de actividades económicas.

Si no supiéramos la sucia y corrupta respuesta, tendríamos que preguntarnos por qué se invierte en descomunales infraestructuras viarias, nuevos e injustificables puertos y pistas aeroportuarias, en macro cárceles, en regasificadoras bombas de relojería, cuando lo que se precisa primaria y exclusivamente es la garantía de disponer de energía sostenible, limpia y nuestra, que promueva la estabilidad y generación de riqueza, contra la hipotecaria dependencia que pretenden seguir imponiéndonos con un petróleo que no quieren explotar en sus propias costas (valenciana y catalana), pero sí en nuestro alejado, sojuzgado y dependiente litoral.


¿CUÁNTO MÁS AGUANTARÁ NUESTRA DIGNIDAD?

Tenemos que decir basta de una vez. Tenemos que evitar que la marea negra de sus multinacionales y sus intereses invada nuestro mar, sepulte nuestras playas y nos cubra a todos nosotros y condene de nuevo al hambre, la miseria y la emigración a las futuras generaciones de canarios. Si no somos capaces de luchar por nuestra dignidad, luchemos al menos por su futuro.


Archipiélago Canario 23 de marzo de 2012. SOLIDARIDAD CANARIA


Malditos los que se deben
a sus amos opulentos;
los que de perras sedientos
siempre que el negocio cuadre
venden a su propia madre
sin sentir remordimientos…

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar