Domingo, Septiembre 15, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

SALVEMOS LOS BANCOS

fernando ojedaSí, salvemos a los bancos por nuestro interés...Por lo visto, la mayor parte del dinero aportado para rescate de algunos bancos, no se recuperará por esta España nuestra. Demostrado queda, ¡una vez más!, que hacienda no somos todos, sino es de algunos. Interés general, dijeron. ¡Pero olvidaron el nombre del general ese! Está claro que es la guerra, y también es patente que en esta confrontación perdemos los ciudadanos de a pie. Recortes en la atención de necesidades básicas como la Sanidad y la Educación. Mientras, los vencedores van y siguen en coches oficiales o de alta cilindrada....¡ Tiene pistones la cosa !

               A propósito de patente, pareciera que algunos tienen patente para engañar, dilapidar e incluso delinquir. ¡ O dijera que esto es Holywood!, así un remake de Toma el dinero y corre del Woody Allen. Y allen-de los mares a paraísos fiscales. Mientras que aquí los fiscales....en el paraíso del Estado de Derecho.

 

Lo de los bancos y la situación de los servicios esenciales de esta pseudo democracia es un choque de intereses.

bancosY en hablando de bancos, por cierto. Existe en los predios antaño rústicos del Cubillo, ilustre ciudad de Telde (hay que sacarle lustre para que vuelva a brillar ); un edificio singular, con plural clasificación. Iba para gimnasio o algo parecido y resulta que no, es para Ibi. Quiere uno decir casa o edificación para acoger al Ayuntamiento, que es donde aprueban o desaprueban los coeficientes esos del Ibi citado. Pues bien, en sus fachada principal, cuando uno circula o se atasca por la circunvalación. Tiene ocasión de ver otros bancos, media docena de ellos han perdido su protección de la intemperie, así que la madera corre el peligro de agrietarse; ¡ como aquellos otros bancos con grietas importantes en sus balances !

Pero, ojo, estos si son de nuestro interés, pues ocurrirá que si alguno o alguna, alguien, dícese persona física o autoridad constituida. Con pretensión de ocuparlo, en alguna fecha cercana o lejana, no lo remedia. Ese desapego por el mobiliario urbano, su protección, su resguardo, su cuidado, su-su, susurro casi un ¡ porfa tapenlos !. Que autoridades de la nación han tapado bancos mayores, estos sólo necesitan unos retales de rafia o malla oscura, ya saben, ¡incluso en negro!... Los vecinos agradecerán esta urbanidad con lo urbano. No en vano es menester ahorrar.

               Otrosí, repasando lo escriturado, ahora sí entiendo esa frase: Confundir la gimnasia con la magnesia.....Pues amigo Sancho, no son molinos que son gigantes, tampoco gimnasio sino ayunta-miento....

Fernando A. Ojeda Pérez

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar