Domingo, Septiembre 15, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

"RETROMOTOR SERPIENTE" EN LA GAVIA

IMG 20190610 WA0005Confieso que a partir de este 2019, añadiré a mis interpretaciones medioambientales, la frase hecha "un verano de serpientes".  No porque falten razones, no, quizás sobran argumentos de la cuestión. Necesito del noticiero histórico para poner la causa como antecedente didáctico.

En aquel verano de 1990, el otro día, tal cual, en el barrio de La Gavia, término rural de medianías de Telde, muy activo en el mundo de las motos de pequeña cilindrada, se celebraba el primer Enduro Minicross de la historia del motociclismo en Canarias, con más de 30 inscritos y un resultado final de competición y espectáculo, que perdurará en la historia por fundamento, convicción y actitud, pionera en el universo histórico de pasión insular por las motos. Les invito a acudir a los memorándum de la época, a saber más, llámese wikipedia antigua, vecinos o memorias vivas actuales.

IMG 20190610 WA0010

Verano del 2019, tal cual, en el barrio de La Gavia, término rural de Telde, resurge un nuevo concepto histórico e internacional, con doble motivación pionera; recuperar la historia de las "Licencias Municipales", motos de pequeña cilindrada, que movieron el resurgir industrial, tecnológico y evolutivo de nuestro país, desde la base de la pasión por las motos, y además, con un nuevo fenómeno medioambiental llamado "plaga de serpientes", un problema social.

Las fuerzas del colectivo juvenil del patronato de fiestas de María Auxiliadora, auspiciados por los veteranos y sabios de causas a exhibir y combatir, presentan como sacado de novela, "Un verano de serpientes", y en esa tesis, varios frentes: recuperar la historia y combatir la plaga. Todo ello ambientado con un concierto de pop rock, con una banda capaz de interpretar a los mismísimos Credence Clear Water Revival, y por otro lado, cazadores de serpientes a sueldo de sonrisas y palmadas,  donde el botín superaba las seis serpientes y siete huevos, todo esto entregado con protocolo a los técnicos de Gesplan del Cabildo de Gran Canaria, dicho sea de paso.IMG 20190610 WA0003

Más auténtico y surrealista que en La Gavia, no se recuerdan estos momentos. Niños que se amontonan para tocar la piel de los reptiles bífidos y fóbicos, cazadores en nóminas de aplausos y títulos anuales en vitrinas, motos que superaron el tiempo y vuelven al circo de la actualidad, la Zundap de cuatro amortiguadores traseros, la Derbi Mondial del "Naranjito del 82", o las míticas Puch, que nos enamoraron en juventudes de color y sonido. Había de todo; pasillo rápido, pasillo lento, Trilla Retromot, además de mangas clasificatorias en la Carrera de Cintas, donde después de seis mangas, incluyendo repesca y semifinales, se enfrentaban la familia Morales de La Pepina, contra la familia Santana de Las Goteras.

IMG 20190610 WA0001En las fiestas de María Auxiliadora de La Gavia, el fenómeno "Retromot Serpiente", comienza a escribir otra historia de pasiones humanas; la del equilibrio medioambiental, ante una plaga de serpientes difícil de erradicar, la recuperación de la historia del motociclismo, de las pequeñas cilindradas en tiempos tan modernos, la de máquinas de dos ruedas capaces de volar y pasajes bíblicos de males escenificados en los reptiles primarios. Nos sentimos tocados por la naturaleza de dos mundos con tesis de surrealismo de un medio tan rural, como divertido.

Y es que estas cosas, de momento, parece ser que sólo ocurren en La Gavia.

Para expediente X, se los juro.

FELI SANTANA

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar