Domingo, Marzo 24, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

HOMENAJE A VARIOS ARTESANOS DEL MUNICIPIO

eloisaEl Cabildo de Gran Canaria realizó el documental El aprovechamiento tradicional de las fibras vegetales en Gran Canaria, un trabajo audiovisual que hace un homenaje a los artesanos que utilizan la palma, el pírgano, el centeno, el mimbre y la caña para transformarlos en cestos, sombreros, esteras y escobas gracias a una alta dosis de paciencia y pericia, y a un conocimiento que ha pasado de generación en generación.

Este documental que tiene como objetivo mostrar a la sociedad, de la mano de los propios artesanos, cómo recogen y convierten las fibras vegetales del entorno donde viven en materia prima que después coge múltiples formas. Se trata de una acción de divulgación de la cultura tradicional a través de la Fedac para transmitir el patrimonio tangible e intangible de la Isla y contribuir así a la supervivencia de los oficios artesanos.

En el trabajo audiovisual se recogen las tareas y oficio de distintos artesanos de la isla y entre ellos cabe destacar la de varios del municipio de Valsequillo. Así, cesteros y estereras exponen su labor diaria y el gran conocimiento que atesoran. A ellos se suman también un escobero y un podador de palmeras, esta última una profesión necesaria para conseguir la hoja de palma. 

eloisa2

Estos oficios artesanos fueron una actividad paralela a la agrícola, practicada por campesinos, jornaleros y propietarios de pequeñas explotaciones para completar así un modelo de autoabastecimiento de útiles vinculados al campo para su propio consumo y para el de sus vecinos.

La ausencia de relevo generacional, la escasa demanda de su producción y la dificultad para obtener las materias primas provocan en la actualidad que estos oficios peligren, una situación que el Cabildo quiere revertir a través de la divulgación. Este documental será exhibido a partir de ahora en los municipios grancanarios y en colectivos vecinales y centros educativos.

La hoja de palma como protagonista

La hoja de palma es utilizada para confeccionar escobas, como las que realiza Miguel Santana del Valle de San Roque de Valsequillo. Hijo de cestero y escobero, él siguió esta profesión que asegura que le encanta y que lamenta que puede estar en riesgo de desaparecer. “Tengo la tristeza de que se vende poco, cada vez menos”, explica.

Las escobas se elaboran con el tallo central de las hojas de palmera, el pírgano, y con hojas de palma verde colocadas en un alambre. Antiguamente eran utilizadas para barrer y también para encalar y pintar las casas. Este uso de la palmera canaria se remonta a antes de la conquista de las Islas. 

Del mimbre a la caña y el centeno

Francisco Navarro es cestero de caña, una labor que empezó casi con 20 años viendo cómo trabajaba su abuelo cestero y ahora, con 74 años, aún mantiene esta tradición, seguido por su nieto. Este artesano de Tenteniguada de Valsequillo, relata como pela las fibras, después las parte y las remoja para empezar a trabajar intercalando las cañas.

Por su parte, Eloísa Peña, también de Tenteniguada, es artesana de centeno, una profesión que aprendió sola, reconoce, tras desarmar un día un sombrero para ver cómo se hacía. En el documental explica que el centeno se corta cuando ya está seco, después de clasifica y se pone en remojo para trabajarlo mojado con el fin de que no se parta. Con él realiza un trenzado y después lo cose para elaborar un sombrero que “dura toda la vida”.

El documental, realizado por Hormigas Negras, concluye con mensajes de los protagonistas para dentro de 100 años, entre ellos, el deseo de que no se hayan perdido estas tradiciones, porque para valorar estos objetos es necesario aprender a hacerlos, aseguran.