Jueves, Abril 25, 2019
A- A A+

Krizalys Breadcrumbs

TURISMO Vs ECOLOGISMO. VALSEQUILLO EN EL CONTEXTO GENERAL.

turismo 1En el año 2.017 se batían todos los récords turísticos de Canarias con un total de 15,975.507 turistas (un millón más que en 2.016, un 6,5% de aumento) y un incremento del 7% interanual en el gasto turístico ascendiendo a un total de 17.764 millones de euros sumando el gasto en origen (12.818 millones de euros) y el gasto en destino, es decir el gasto que los turistas realizan directamente en nuestras islas, que ascendió a 4.946 millones de euros según la encuesta sobre el gasto turístico, elaborada trimestralmente por el Instituto Canario de Estadística (ISTAC). 

 

turismo 2Estas cifras pueden parecer enormes, pero haciendo una simple división del gasto en destino entre el número total de visitantes nos sale poco más de 319 euros de media por persona y estancia. Y si a su vez dividimos esos 319 euros en la estancia media que se situó en 8,6 días, el gasto por día de cada turista en Canarias es de 37 euros diarios. Efectivamente 37 euros de media diaria es lo que han gastado en nuestros restaurantes, cafeterías, excursiones, coches de alquiler, espectáculos, centros comerciales...pues entonces ¿Cómo pretendemos que se creen más puestos de empleo con estas cifras?, ¿por qué se queda tanto dinero en origen?, ¿merece la pena el turismo en estas condiciones?, ¿repercute la llegada masiva de turistas en la economía canaria?, ¿o más bien agota nuestros recursos y nos obliga a buscar consumibles económicos fuera de nuestro territorio, acabando con el sector primario y produciendo mucha más huella ecológica?, ¿cuál es el futuro del turismo?, ¿podremos seguir mucho tiempo con este modelo?

Vamos a ir por partes e intentar buscar respuestas a cada una de estas preguntas. Aunque en el artículo de hoy solo podamos dilucidar alguna de ellas.

Coyuntura Actual

De Canarias:

Este año 2.018 la recuperación de los mercados competidores como Turquía (aumenta un 30%) y Egipto (sube un 40%) y en menor medida resto del mediterráneo oriental y Túnez (todos ellos con precios inferiores a Canarias y un modelo de sol y playa idéntico), así como el Brexit, han hecho que las cifras (aún por cerrar) no sean tan halagüeñas y se espere una bajada de un millón de visitantes aproximadamente. Esta bajada unida a que la mayor parte del empleo generado era eventual, va a provocar (como mínimo) que se deje de crear empleo en el sector turístico, que ha sido el único motor económico y por tanto laboral en nuestra región durante la recesión que hemos sufrido y que parece que hemos superado. Está claro por tanto que tras las vacas gordas, habrá que reinventarse para poder sobrevivir en este mundo globalizado, que aunque queramos negarlo quién más barato vende, se lleva el gato al agua y Canarias ya no puede bajar más los costes salariales (que ya son los más bajos del país), ni puede aumentar la carga laboral que ha creado en el sector de limpieza un movimiento digno de elogio como es el de las Kellys (las que limpian) que nació aquí pero se ha extendido por todo el país, ya que han sufrido como nadie el abuso por parte de ciertos empresarios sin escrúpulos aumentando la carga de trabajo, al mismo tiempo que externalizaban el servicio, para no tener que pagar según el convenio de hostelería y aumentar así sus beneficios. 

Además el fenómeno mundial del "Bed and Breakfast", que ha desembocado en España en el aumento de alojamientos ilegales, alegales y en el mejor de los casos, nuevas VV (Viviendas Vacacionales), ha encarecido los alquileres, ha puesto en pie de guerra a muchas comunidades de vecinos en contra del turismo masivo que al contrario de contribuir en la mejora local, produce ruidos, suciedad, y que muchos inquilinos abandonen sus viviendas habituales por la presión de una "Nueva Burbuja Inmobiliaria".

En Gran Canaria: 

El turismo de sol y playa, parece haber llegado a su madurez en nuestra isla, después de más de 50 años "explotando la gallina de los huevos de oro" con zonas turísticas con un alto nivel residencial y que necesitan de rehabilitación tanto privada como pública (no solo los complejos deben modernizarse, sino también todo el equipamiento e instalaciones que les rodea). 

Pero hay muchos factores que ralentizan (si no paralizan) las mejoras: 

-Los empresarios turísticos han vuelto a tener guanacias en los últimos años, pero todavía no compensan las pérdidas habidas en la última década y mucho menos si se embarcaron en derramas o créditos para cumplir las exigencias de calidad de los TT.OO. (Touroperadores) y/o administraciones públicas.

-Los TT.OO. se van concentrando, teniendo cada vez más poder y llegando por sí solos a imponer los precios a los hoteleros, que se ven obligados a reducir gastos para no tener pérdidas.

-El T.I. (Todo Incluido), ha hecho mucha mella en el sector y ha producido que muchos restaurantes hayan tenido que echar el cierre.

Todos estos factores, en mi opinión han hecho que el turismo de calidad que venía a nuestra isla haya buscado otros lugares que cubran sus expectativas como son en la actualidad Ibiza y Marbella en detrimento de nuestro destino, que aunque hace esfuerzos como en Meloneras por tener una oferta selectiva, no alcanza los niveles exigidos y mucho menos si a pesar de tener una planta alojativa moderna y lujosa, cuando salen de la zona turística existen imágenes desoladoras como son los invernaderos abandonados por todo el sureste, que es la puerta de entrada desde el aeropuerto de la gran mayoría de turistas.

En Valsequillo en particular:turismo 3

           Existe un incipiente sector extrahotelero compuesto por 21 establecimientos, la mayoría Viviendas Vacacionales, que suman unas 80 plazas alojativas. Además hay una red de albergues municipales que en caso de ser puestos en funcionamiento, podrían triplicar esta cifra. Los recursos naturales, productos locales y artesanales tienen gran aceptación, sobre todo en el público local, aunque sigue siendo un gran desconocido para el turista foráneo.

Existen varias festividades como son la Ruta del Almendrero en Flor y últimamente la Feria de La Fresa en las que Valsequillo se colapsa por completo por los visitantes ávidos de llevarse el sabor de nuestro pueblo y aunque pueda parecer tentador que cada año las cifras de visitantes crezca, "no se puede morir de éxito".

            Lo ideal sería que existiera una demanda sostenida en el tiempo de nuestros productos durante todo el año, y de esa manera también los empleos generados serían sostenibles. 

En conclusión, estimo que los recursos existentes en Valsequillo y los que se pueden recuperar son lo suficientemente atractivos como para generar una demanda específica de turismo rural, cultural, etnográfico, Museístico,  Enoturismo, Agroturismo, Ecoturismo e incluso Astroturismo, pero para ello se deben de dar una serie de premisas fundamentales, una Hoja de Ruta, un "Modus Operandi":

1.Una buena Planificación y Estrategia Turística.

2.Restauración, puesta en marcha y mantenimiento de recursos tan valiosos como son el Mirador del Helechal, El Cuartel del Colmenar, Las Haciendas, la Red de Albergues y Senderos...etc.

3.Un buen Marketing Turístico.

4.Coordinación con el resto de entidades y agentes prescriptores.

5.Formación específica.

6.Mejora de accesibilidad e infraestructuras (Mejora en la GC-41, Restaurantes con mayor capacidad y aparcamientos entre otros).

7.Un Buen Presupuesto, acorde a los Objetivos marcados.

  1. Apoyo, asesoramiento y seguimiento al empresariado turístico.
  2. Singularizar el Producto turístico: VALSEQUILLO.

10.Análisis y Evaluación de los resultados y propuestas de Mejoras continuas.

Ecologismo, una necesidad.

turismo 4Uno de los grandes debates en cuanto al turismo, a corto plazo debe ser la capacidad de carga y el impacto medioambiental del turista en nuestro destino. Debemos ser capaces de revertir todos los efectos nocivos para el medio ambiente, porque si no es así, en poco tiempo no tendremos nada que ofrecer. 

Masificar las fiestas es "pan para hoy y hambre para mañana". Si no tenemos una buena gestión de residuos, cuántos más visitantes, más costes y por tanto en vez de generar riqueza, generamos deuda. 

Es muy habitual realizar una valoración a posteriori de un evento diciendo "Gran Éxito de Asistencia...", sin embargo les puedo asegurar que hoy en día un turista de alto standing (les puedo contar casos en otro momento) es capaz de generar mucha riqueza en tan solo un día de visita y en contraposición no deja apenas residuos, sin embargo el turismo masivo que suelen venir en grandes guaguas y que vienen de paso, necesitan WC, generan residuos y generalmente el tiempo tan corto que tienen para realizar la visita, no les permite apenas consumir, por lo que habría que desechar al turismo masivo y hacer llegar grupos más reducidos que necesiten alojamiento y/o que consuman en Valsequillo y si encima conseguimos que hagan alguna actividad ecológica que mejore el entorno, mejor que mejor. Pero debemos ser nosotros quienes lideremos esa iniciativa, facilitando las condiciones necesarias para que un "mejor Turista", concienciado medioambientalmente y que esté dispuesto a pagar un precio más elevado, llegue, pernocte y consuma en nuestro municipio.

Pero en contraposición a esta propuesta de "Menos es Más", siempre habrán empresarios que quieran llenar sus locales de visitantes, por lo que habrá que buscar un equilibrio entre Turismo Vs. Ecologismo, para que como mínimo las condiciones de vida de los Valsequilleros/as no se vean afectadas como ya sucede en ciudades como Barcelona en la que el rechazo al turista con boicots a las guaguas turísticas, pintadas y altercados, han llevado a la CNN a aconsejar "evitar Barcelona por la masificación y el rechazo de los vecinos al turismo".

Sin duda alguna Valsequillo tiene amplio margen en cuanto al número de turistas que a día de hoy nos visitan, pero debemos estar preparados para que  no causen más gastos que beneficios y al mismo tiempo ofrecerle un servicio excelente para que vuelvan y consuman mucho más de lo que lo están haciendo en la actualidad, pero respetando y a ser posible mejorando el medio ambiente, y por tanto hacer sostenible la actividad turística, no solamente sostenible económicamente sino principalmente medioambientalmente. Esto no es una quimera. Se puede hacer y ejemplos hay. Aunque esa será otra historia que contar.

Por Octavio Montesdeoca Ramírez

Diplomado en Turismo en la Escuela Superior de Turismo de Las Palmas de G.C.

Guía Turístico de Canarias. (Gobierno de Canarias)

Director de Establecimientos y Actividades Turísticas. (Ministerio de Turismo)

Gestor de Calidad SICTED (Única persona en Canarias con 4 Certificados Obtenidos: Casa Rural, 2 Oficinas de Turismo y Museo Etnográfico).

Más de 20 años de experiencia en el sector turístico, colaborando en Proyectos como Risco Caído, Plan Estratégico de Turismo Gran Canaria 2020, Plan de Dinamización Turística de la Mancomunidad Del Norte de Gran Canaria, ha escrito varios artículos de opinión en periódicos y revistas especializadas en turismo y patrimonio, ha sido tertuliano habitual en Radio Arucas y Radio Tamarán, ha sido miembro de la Asociación de Patrimonio de Valsequillo de Gran Canaria...etc.

Comentarios   

+1 #1 josué 22-09-2018 11:22
El problema que yo veo con el turismo en Valsequillo es que desde el ayuntamiento se han gastado mucho dinero en hacer albergues que luego han abandonado y han dejado que se destrocen cuando desde hace años podían estar en funcionamiento. Solo está en marcha el de Correa pero con muiy poca actividad lo que quiere decir que hay poca promoción.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar