LA SOMBRA DEL DICTADOR

     jesus y miguelHace muchos años, cuando aún vivía el dictador, quién suscribe este artículo vivió el arresto y la cobardía de unos capataces sin entrañas que condenaban a ciertas personas, entre las que me cuento, a trabajos forzosos, con temperaturas muy elevadas y a la exclusión, por el solo hecho de reivindicar unos derechos que considerábamos justos.

Después de tantos años, lejos de lo que yo entonces consideraba un infierno, que opté por abandonar, no sin antes, luchar (junto a mis compañeras), por lo que consideraba justo y en tiempos difíciles conseguimos poner las cosas en su sitio. Parece increíble, pero después de tantos años, aún persiste en Orcasal la sombra del dictador, pero no para forzar en el campo del trabajo, sino en el engaño, el expolio y la mala gestión de unos gobernantes que benefician al caciquismo en detrimento de muchos trabajadores, que han puesto toda su ilusión en recuperar una parcela regada con su propio sudor en tantos años de trabajo bajo el plástico de unos invernaderos infernales, sobre todo los veranos en Valsequillo.

Gobernar así, es fácil

impuestos-municipalesSubir impuestos y pedir dinero, que  luego hay  que devolver, se ha convertido en una norma del gobierno municipal de Valsequillo. Endeudar las arcas municipales es el fin que viene utilizando ASBA durante los años que ha gobernado. Así gobiernan los incompetentes gobernantes de este municipio.

En el año 2007, ASBA dejó una deuda de más de once millones de euros en facturas impagadas, y sin justificar. Al pacto de gobierno de Asamblea Valsequillera-Partido Popular (que gobernó de 2007-2011), le tocó pagar parte de esa deuda que generó ASBA en su nefasta gestión  en la anterior legislatura.